dimecres, 2 de juliol de 2014

SIETE TOROS DE MARTÍNEZ

Joselito en el hotel.
El viernes 3 de julio de 1.914 Joselito se anuncia con seis toros de Martínez en Madrid. Al final despacha también el sobrero culminando una gesta que despierta gran expectación entre la afición, registrando la plaza un lleno total con la reventa funcionando a todo gas. 

La tarde presenta una temperatura magnífica y José aparece en el patio de cuadrillas ataviado con un terno ceniza y oro, prorrumpiendo la parroquia en una sonora ovación cuando se hace presente en el ruedo. 

LOS TOROS

El ganado colmenareño, anunciado a nombre de los Herederos de don Vicente Martínez, tiene un tamaño desigual, siendo los más pequeños segundo y sexto y en general son cornicortos y de peso considerable.

En cuanto al juego destacan en lo positivo primero y tercero; peor es el quinto y manso el séptimo. En cuanto al resto, regular. 

El balance en varas es de dos marronazos, siete de refilón y veintiuna a ley, por once caídas de los de aúpa y tres equinos para el arrastre. 

LAS CUADRILLAS

Adornándose con el tercero.
Otra perspectiva del adorno.
Camero y el Chano meten mucho palo a los dos primeros. Este último le abre un rajón al segundo y deja un puyazo muy bajo. Al resto los cuidan los del castoreño para que conserven sus fuerzas en la medida de lo posible. Pinto apunta a los bajos del sexto pero en general se hace bien la suerte, destacando Camero, que es ovacionado en el séptimo al que le lanza el castoreño para que se arranque, y Carriles.

Algeteño, el sobresaliente, da algún capotazo.

Ayudado por alto.
El lidia se lleva acabo con orden y pocos capotazos, destacando en la brega y en banderillas el Blanquet. Almendro queda regular y Cantimplas y Chiquilín se lucen con el capote, no así con los palos. José saca a su cuadrilla y a la de su hermano Rafael:

Picadores: Salustiano Fernández Chano, Manuel Aguilar Carriles, Felipe Salsoso, Antonio Chaves Camero, Juan Pinto y un reserva.

Banderilleros: Fernando Gómez Gallo, Enrique Berenguer Blanquet, Francisco González Chiquilín, Manuel Saco Cantimplas, Manuel Álvarez Posturas, Enrique Ortega Cuco, Enrique Ortega Almendro y un puntillero. 

JOSELITO

Gran actuación en líneas generales sobresaliendo en la dirección de la lidia, en la brega y en los quites, por lo que recibe contínuas muestras de reconocimiento. 

Recorte capote al brazo.
Adornándose con el primero.
1º, Comedido, negro bragado.- Veroniquea José regularmente  con un lance con los pies abiertos y cuatro más.  Chano le da dos puyazos y Camero otro enterrando la puya un par de cuartas. Almendro y Cantimplas ponen tres pares, buenos los dos de Enrique. El bicho acusa el castigo en varas y lo torea de muleta con el compás abierto muy cerca, con valor y mando, por ayudados y pases por alto, largándole un gran molinete. Bajonazo que provoca vómito y se dividen las opiniones.

2º, Descarado, negro zaíno y pocos pitones.- Le instrumenta dos muy buenas verónicas en una serie de seis. Camero es abroncado con lluvia de almohadillas. Tres varas en total. Cuando coge el maestro los palos el público lo obliga a devolverlos por los pocos arrestos del de Martínez. Chiquilín cuelga un par y Cuco otro cambiándose el tercio. Con la muleta, cuatro pases naturales (tres de ellos superiores), varios ayudados y de trinchera y otro agarrado a un pitón. Pinchazo bueno, pasa otra vez sin herir, media tendenciosa, otro pinchanzo y descabello a la primera. Palmas.

Quebrando sin clavar
al tercero.
3º, Barrabás, berrendo en negro, bonito y con pocos pitones.- Cuatro ceñidísimos lances de saludo y ovacionados recortes capote al brazo. Cuatro varas con otros tantos quites y muchas palmas. En banderillas quiebra en una ocasión sin prender, otro quiebro consumado superior, cuarteo algo trasero y otro colosal a terrenos cambiados que provoca el delirio de la grada.
Recorte.
En los medios da excelsos ayudados por alto y por bajo, de pecho, molinetes y trincheras de rodillas. Le coge los pitones y a tirones se lo lleva a la suerte natural donde deja media estocada algo desprendida y trasera. Gran ovación.

4º, Carolino, negro bragado y chico, nº 45.- Se marcha del capote en cuatro ocasiones y le da dos verónicas. Cinco varas predominando la sosería. Amendro mete un buen par, Recalcao otro pasado y cierra el primero con un palo a la media vuelta. José lo pasa con la pañosa a la defensiva con inteligencia por ayudados para pisar terrenos comprometidos en los medios metido entre los cuernos. Ceñido pase de rodillas, otros de tirón, agarra el cuerno y caricia previa a media algo trasera. Ovación y oreja que el usía concede a regañadientes.

Par de Blanquet al sexto.
5º, Nevadito, negro, con más trapío que los anteriores.- Recibido con varias verónicas,  un farol y una navarra. Cuatro varas y ovación al matador al retirarse al estribo. En el segundo tercio prende José un gran par al cuarteo y otros dos de dentro a fuera. En el último tércio da pases ayudados, de pecho, de trinchera, altos y de pitón a pitón en los terrenos de adentro para dejar en tablas una estocada corta y alta algo pasada. Luego, ya en la suerte natural, una honda traserita. Ovación.

Par al cuarteo.
6º, Presumido, berrendo en negro y chico, nº 15.- En el ruedo José está solo con el Blanquet. Seis superiores verónicas a acogidas con unánime beneplácito de la afición. Monerías en quites y con los rehiletes sale una vez en falso al quedarse el enemigo y dos soberanos cuarteos a toro parado. Invita a Blanquet, le prepara el toro, y el valenciano está a la altura de su maestro con un par superior. Brinda el de Gelves al público desde la boca de riego y en el mismo terreno da inmejorables ayudados, trincherillas, por alto y una estocada caída que provoca derrame. Oreja, tras hora y media de corrida.

Rematando un quite en el sexto.
7º, Guapetón, negro, cornigacho y pequeño.- Cumple el toro con los montados tras ser acosado por su mansedumbre. Cuartea el menor de los Gómez tras tres entradas en falso por la mansedumbre de aquél. A la media vuelta deja un gran par y cierra Almendro con un bueno por la cara. Con la tela roja lo pasa por alto y ayudados, en breve trasteo, pinchando en tres ocasiones en lo alto y acobardándose el animal. Deja medio espadazo y marra dos veces al descabellarlo a pulso con el estoque y a las dos horas de comenzar la corrida acaba con la res al segundo golpe de puntilla.

José es conducido en volandas por la puerta grande hasta el hotel Palace, siguiendo a la comitiva buen número del aficionados.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.