dimecres, 27 de maig de 2020

GRAN TARDE DE RAFAEL EN VALENCIA

Rafael en una foto publicada en 'El Enano'
El 18 de octubre de 1908 Rafael torea en Valencia y el 1 de noviembre 'El Enano' reproduce la siguiente crónica del festejo firmada por Orgaz:

"Se lidiaron toros de Moreno Santamaría. 
Los espadas fueron Gallito y Pepete.
Los toros resultaron buenos y se dejaron torear muy bien.
Gallito estuvo lindísimo, magistral y valiente, siendo esta una de sus mejores corridas en la actual temporada, alcanzando un grandísimo y verdadero triunfo. Toreando de capa y en quites se mostró artístico, elegante, hecho un torerazo, activo, oportunísimo y temerario como nunca. Una monumental faena empleó con el primer toro, al que dio un volapié magnífico, llegando con la mano al morrillo. 
Otro trasteo elegantísimo le sirvió de preparación para atizar al tercer toro una estocada colosal. Con el quinto estuvo hecho un coloso trasteando, y al matar echó todo por delante, metiendo media estocada de maestro y de valiente, cayendo el toro sin puntilla. En sus tres faenas fue ovacionado y coreado con oles y otros excesos de entusiasmo.
Al cuarto toro le puso dos magníficos pares de rehiletes.
Pepete se defendió valientemente, y aunque tuvo que competir con un maestro como Gallito y en una de sus tardes felices, salió de manera admirable de esta competencia y obtuvo muchas y muy claras manifestaciones de agrado del público, que supo y quiso apreciar en todo su valor el mérito y el corazón da José Claros.
Este hizo abundante derroche de sus conocimientos profesionales y en todo momento estuvo realmente temerario conquistando con su magistrable valentía grandes ovaciones y merecidísimos elogios. Lanceando de capa en los quites y banderilleando al cuarto toro, estuvo adornado con gusto y arte, y trasteando hizo faenas vistosas y temerarias, pasando muy do cerca y con gran quietud, metido entre pitones y dando pases magistrales, y, llegada la hora suprema, se deshizo de sus tres enemigos con tres volapiés inmensos, mojándose los dedos y saliendo con extraordinaria limpieza.
Al terminar la corrida, cuando cayó el último toro, una parte del público se arrojó al redondel y tributó a Gallito y Pepete la ovación final de
la tarde.
Por la noche se repitió la ovación en el hotel donde se hospedaban.
Las cuadrillas bien, sobresaliendo de los de aúpa Ceniza y de los de a pie, Blanquito, Gallito chico, Recorte y Pinturas.
La entrada un lleno".

diumenge, 24 de maig de 2020

ZULOAGA Y LA FAMILIA GALLO


Ignacio Zuloaga llegó a Sevilla en 1892. Instaló su estudio en la calle Feria y pronto se convirtió en lugar de encuentro para artistas, intelectuales y toreros de la capital hispalense.



Zuloaga muy pronto mostró una gran afición taurina, hasta el punto de que decidió ingresar en la Escuela de Tauromaquia de Sevilla y llegó a participar en festejos taurinos. En esa época, antes de su marcha a París, debió conocer al señor Fernando y a su familia.


En 1902 volvió a Sevilla, donde permaneció hasta 1904. En 1903 pintó su famosos cuadro Gallito y su familia a partir de una fotografía familiar. El lienzo, que se conserva en la Hispanic Society de Nueva York, tiene como centro a la señá Gabriela; Rafael ya había comenzado su carrera como novillero y Fernando aparece con traje de picador. Joselito está en los brazos de Rafael.

dimecres, 20 de maig de 2020

LOS TOREROS ACTUALES HABLAN SOBRE JOSELITO: RAFAEL DE PAULA


El mejor torero: «Ha sido Joselito El Gallo el que mejor ha toreado. Porque una cosa es ser buen torero y otra torear bien. El más grande, porque tenía o poseía las mejores condiciones de todos, sobre todos los demás, Joselito el Gallo. Ese es el mejor torero que ha parido madre de todos los tiempos. Ése es mi conocimiento y a la conclusión que llego».

Muñecas prodigiosas: «Las muñecas más prodigiosas del toreo han sido las de Rafael el Gallo, y las de Manuel Jiménez “Chicuelo”. Rafael, de salida, hacia unas cosas con el capote a una mano…»

(Rafael de Paula, ABC, 11/02/2018)

diumenge, 17 de maig de 2020

'JOSELITO 1920-2020'

El Aula de Tauromaquia del CEU San Pablo conmemora el centenario de la desaparición del diestro José Gómez Ortega elaborando un vídeo que lleva por título 'Joselito 1920-2020'. El erudito taurino Rafael Cabrera Bonet conduce la propuesta y sirve de hilo entre los intervinientes que abordan aspectos tales como los primeros pasos de José en la profesión, la importancia que tiene en la tauromaquia moderna o su concepto de las suertes.

Se puede visionar en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=uBETMEeFPRs

Ver las imágenes de origen
Joselito en el recuerdo.

dissabte, 16 de maig de 2020

MÚSICA EN LA CONMEMORACIÓN DEL CENTENARIO

La obra con la que La Gracia Toreadora se suma a la efeméride de hoy es un pasodoble firmado por S. Quílez Martínez en 1920 titulado 'Recuerdo de Joselito'. El autor dedica la pieza a Rafael Gómez e Ignacio Sánchez Mejías. 

El buen oficio de Cristian Lara, músico de vocación, ha hecho posible que las notas de la partitura volvieran a cobrar vida. 


dimecres, 13 de maig de 2020

LOS TOREROS ACTUALES HABLAN SOBRE JOSELITO: ALEJANDRO TALAVANTE

Me gusta el movimiento de Joselito «el Gallo», y de Belmonte, el pasmo. Es una balanza complicada. De mi estilo se valora mucho la quietud, pero si a la quietud le aporto ese punto de gracia, de anticipación, de conocimiento del tiempo, creo que incluso ese pasmo puede emocionar mucho más, por lo menos a mí. Me emociona mucho más. Cuando estoy en el sofá de mi casa, y me imagino haciendo una suerte, la hago teniendo en cuenta esos dos puntos, y me gusta más que cuando tenía menos conocimiento y todo lo quería hacer muy sobrio y muy parado.

(Alejandro Talavante, Jot Down)

diumenge, 10 de maig de 2020

JOSELITO EN 1914: UNA VISIÓN CRÍTICA

El editorial de la revista Palmas y Pitos (8/11/1904) enjuicia la temporada de Joselito desde una perspectiva crítica nada complaciente con el diestro.


En estos días, no una lucida faena, sino unas vulgares fiebres, han vuelto á poner de actualidad la figura del aplaudido torero Joselito, el Gallo. Por fortuna, el diestro está fuera de toda gravedad, de lo que nos alegramos sinceramente.

Joselito, el Gallo, según han publicado varios periódicos á él adictos, ha terminado la temporada actual, toreando setenta y seis corridas y perdiendo por cogidas otras razones, unas cuarenta. En dichas funciones dicen que ha colocado 252 pares de banderillas (me parece que esto es ocuparse de la estadística en serio) y cortado setenta y siete orejas.

Nosotros ignoramos otros detalles. Si los supiésemos, honradamente los publicaríamos, como éstos. Pero como no nos constan los volapiés por las agujas que ha dado, ni el número de descabellos que precisó para tumbar á sus enemigos, nos conformaremos con el detalle de las banderillas y el de las orejas.

Joselito, el año pasado, trabajó en 80 funciones; así que si hiciésemos caso á los que para juzgar á un torero sólo atienden al número de corridas por él toreadas, tendríamos que confesar que había descendido algo en 1914.

Desgraciadamente, con ese dato y sin él, la noticia es verdad. Joselito, en 1914, ha estado, en general, regular con el capote, tanto en quites, como en verónicas y otras suertes; con las banderillas, aunque cada vez aligera más la marcha, sigue siendo el rehiletero formidable de siempre; con la muleta está muy cerca y adornado, aunque se mueve y encorva más de lo debido; y con el estoque se ha acentuado en él su feo y cobarde estilo de herir á paso de banderillas. En 1913 estaba muy certero, pero en el presente, acaso por los percances de Bilbao y Barcelona, se inclina cada vez más á seguir las huellas de la familia.

Aunque todo esto que decimos sea una verdad irrebatible, hay que confesar en que en el día, sólo de Joselito y Belmonte espera la afición días emocionantes y extraordinarios. Hasta el crítico momento presente, nadie les disputa el trono de la tauromaquia, que tan á gusto,sobre todo de ellos, ocupan los dos muchachos.

dimecres, 6 de maig de 2020

LOS TOREROS ACTUALES HABLAN SOBRE JOSELITO: MANZANARES Y PABLO AGUADO

¿Quién es para usted el máximo exponente del arte en el toreo?

Joselito ‘el Gallo’, rey de los toreros.

(Pablo Aguado, Heraldo, 10/08/2019)








Buenos días. Por favor, mójese en una terna de matadores de todos los tiempos a su gusto (sin usted o su padre) . Gracias.

Ordoñez, Morante y Joselito El Gallo.

(José María Manzanares chatea con los lectores de El Mundo, 19 de
 octubre 2010)

diumenge, 3 de maig de 2020

RAFAEL Y FELIPE SASSONE EN LA BARCELONETA

Felipe Sassone, peruano de nacimiento, encarna la definición de persona polifacética. Cultivó todos los géneros literarios y fue colaborador del periódico ABC desde 1922. Intentó ser cantante de ópera en Italia, vivió la mejor época de la bohemia parisina, y llegó a ser novillero cuando tenía 12 años con el seudónimo de ‘El Nene’. Ejerció la crítica taurina.
En su libro Casta de toreros (Madrid, ed. Pueyo, 1934), cuenta la siguiente anécdota protagonizada por él mismo, Rafael y Gaona en la plaza de la Barceloneta en 1920.

Volví pronto a España. Todavía el año de 1920, en Barcelona, por complacer a Eduardo Blasco y a Luis Castillo, empresarios a la sazón de la Barceloneta, salí en aquella plaza a matar un becerrote. Era más bien un toro enano regordío, que permaneció largo tiempo en los corrales. Alguien me aseguró que el hijo del gobernador civil le toreara algunas veces. Yo no lo creí; pero el becerrote me demostró que era cierto. Si no el hijo del gobernador, por lo menos un guardia municipal le había toreado. El bicho sabía latín, y de tal suerte adivinó mi miedo—¡yo lo tenía espantoso!—que se iba derechito a los burladeros, seguro de que nos encontraríamos allí. Entre Gaona, Rafael el Gallo y Chicuelo — vaya una terna de peones—no consiguieron, tras mucho pasarse, ponerle dos banderillas de una vez. Cuando empuñé estoque y muleta me dijo Gaona:

—No intentes torearle; mátale pronto y como puedas. Tú ya no estás puesto y el torete es de mucho sentido.

Lívido, encorvado, bailarín, le enseñé varias veces desde lejos el pico de la muleta. Rafael, prevenido a la salida de cada pase, intentaba volvérmele. El toro nos perseguía a los dos hacia las tablas.

—¡No puedo con él!—dije desalentado en medio de una silba atroz.

Rafael insistió:

—Si torea usted bien; si sabe usted torear; es que no se decide. ¡Como haga usted coraje!...



 Y lo hice; pero sólo para entrarle a matar, derecho, a la desesperada. No sé cómo salí del embroque. La estocada quedó arriba y entera; pero el becerrote se fue a las tablas, a que lo descabellara, y el viejo pavor de mi recuerdo se sumó a mi miedo del momento. Rafael el Gallo tuvo que apuntillarlo de pie. Para suprema ironía, una presidencia de señoritas, que se había reído de mí, me otorgó la oreja. Debieran haberme cortado las mías.

dimecres, 29 d’abril de 2020

LOS TOREROS ACTUALES HABLAN SOBRE JOSELITO: LUIS FRANCISCO ESPLÁ

P. ¿Gallista o belmontista?

R. Gallista porque a mí me interesa mucho más la técnica aunque reconozco la importancia de Juan Belmonte. Me conmueven más los toreros que no están en mi línea, como puede ser Morante de la Puebla, porque los que sí que están, como buscan lo mismo que yo, es más difícil que me emocionen. El concepto que me han inculcado se acerca al que interpretó Joselito ‘El Gallo’. Esa difícil facilidad, es decir, hacer que aquello pareciese un cosa muy sencilla al alcance del espectador.

P. ¿Qué es lo que más le llama la atención de Joselito ‘El Gallo’?

R. La obsesión por dominar y la forma de vivir la profesión hasta las últimas consecuencias. Me fascina la capacidad de someter no solo al toro sino también de controlar el sistema del toreo. Su empeño por las plazas monumentales era el reflejo de querer estar en la cima. De hecho, lo manejaba absolutamente todo porque decía qué toreros podían torear con él y en los contratos incluía quién lo podía substituir y quién no.

(El Rotativo, 6/10/2016)

diumenge, 26 d’abril de 2020

RAFAEL RETRATADO POR VÁZQUEZ DÍAZ

El pintor Daniel Vázquez Díaz se instaló en Sevilla en las postrimerías del siglo XIX y, movido por su afición, entabló relación con numerosos toreros, entre ellos con los de la familia de los Gallo. F. Garfías, en su Vida y obra de Daniel Vázquez Díaz, recoge el siguiente testimonio del artista: “También estuve en Gelves, en la casa de Fernando el Gallo y en Alcalá del Río, en la casa de Reverte”.

A partir de 1906, tras su estancia en París, inició sus pinturas sobre toreros y ambientadas en el mundo de la tauromaquia. Una de las más destacadas fue La muerte del torero (1911), que, según algunos estudiosos, le sirvió de referente a Benlliure para su mausoleo de la tumba de Joselito.

En 1935, realizó un retrato de Rafael el Gallo a lápiz sobre papel. La disposición del diestro, su anatomía y gestualidad parecen un claro antecedente de uno de sus cuadros más famosos: el Torero de rojo. Algunos autores consideran que este cuadro es el homenaje póstumo del pintor a la figura de Joselito. 


dimecres, 22 d’abril de 2020

JOSELITO EN LAS ARTES PLÁSTICAS

En el siguiente enlace puede leerse el texto completo de la conferencia impartida por Jesús Rojas-Marco González, profesor de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla, en el Salón de los Carteles de la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Sevilla el 19 de septiembre de 2012, con el título: La imagen de Joselito en las artes plásticas.

http://www.realacademiabellasartessevilla.com/wp-content/uploads/2017/02/JES%C3%9AS-ROJAS-MARCOS-GONZ%C3%81LEZ.pdf

diumenge, 19 d’abril de 2020

LOS TOREROS ACTUALES HABLAN SOBRE JOSELITO: 'EL JULI'

Palabras de Julián López 'El Juli' publicadas en Taurología.com


eljuli.com
Joselito El Gallo, junto con Belmonte, es una referencia para los toreros. Me identifico en muchas cosas con él. Cuando llegó al toreo había muchas cosas por hacer, desde las plazas de toros hasta la organización de cuadrillas, los apoderados, los veedores. Todo le interesaba y la gran estructura moderna del toreo se la debemos a él y en lo que se refiere a la relación con el toro me identifico mucho con su persona, con ese afán que tuvo de perseguir un toro cada vez más bravo con embestidas mejores.

dimecres, 15 d’abril de 2020

LOS TOREROS ACTUALES HABLAN SOBRE JOSELITO: MORANTE DE LA PUEBLA

Reportaje con entrevista de Zabala de la Serna publicada en El Mundo (1 de febrero de 2020)

Morante ante la tumba de Joselito (El Mundo, 1/02/2020)
P. ¿Qué tiene Gallito que le provoca tal devoción?

R. Lo fui descubriendo solo, a medida que con mi profesión. Simplemente por propia inquietud en el saber. Sus acciones eran todo honestidad y corazón. Aunaba la sabiduría y la gracia sevillana, medio gitana y medio flamenca. Reunía lo que nunca he vislumbrado en ningún torero.

P. José era el rey de la luz y Belmonte el de las sombras, escribió Alameda.

R. Belmonte era un ser especial. Pensativo, íntimo, dramático. Su toreo tenía que ser así por sus condiciones físicas. José era tan grande y superior que se hacía transparente. Cualquiera le decía “has puesto un par por este lado y no por el otro”. Y cogía y ponía tres por el otro. O alguien le recriminaba que no era capaz de matar cualquier corrida y mataba las que hicieran falta. Era inalcanzable.

[…]

R. José creó plazas acordes a su figura de torero monumental. No ha habido otro con tanta plaza, con es capacidad de llenar el escenario.

P. Le fascina el toreo en movimiento.

R. ¡Claro! ¡Es lo difícil! José hacía algo a lo que nadie se atrevía. A lo de Belmonte se atrevían todos. Les saliera o no, era imitable.

P. Gallito inicia la búsqueda del toreo moderno.

R. Digamos que ayudó a Belmonte con un toro apropiado.

diumenge, 12 d’abril de 2020

RAFAEL Y BELMONTE, TESTIGOS DE LA ECLOSIÓN DE LITRI Y APARICIO

Litri y Belmonte
La feria de San Isidro de 1950 consagró a dos novilleros, Julio Aparicio y Miguel Báez ‘Litri’, como máximas figuras del toreo.

De hecho, de los ocho festejos que compusieron el serial, tres fueron novilladas, en las que participaron los dos diestros, y que concitaron la máxima atención del abono.

El jueves 19 de mayo se presentó ‘Litri’ en Madrid, con cartel de ‘No hay billetes’. Dos orejas paseó del tercero. Estuvo acompañado por Antonio Galisteo y Pablo Lalanda en la lidia de reses de Manolo González.

El viernes fue el turno para Julio Aparicio, que cortó tres orejas de los novillos de Escudero Calvo, con Alfonso Galera y ‘Lagartijo’ de compañeros.

Pero la gran cita fue el sábado 20, con los dos novilleros en un cartel encabezado por Chaves Flores, y toros de la Viuda de Galache.

Rafael y Juan Belmonte fueron testigos de la triunfal tarde isidril. A El Gallo le brindó Julio Aparicio la muerte de su primero, en el que dio una vuelta al ruedo. Chaves hizo lo propio con el ‘Pasmo’ en el 4º.

En el 3º se produjo la eclosión de la jornada. Tras las dos orejas conseguidas por ‘Litri’, los tres matadores dieron la vuelta al ruedo, lo que repitieron al final del festejo.

dimecres, 8 d’abril de 2020

EL SEÑOR FERNANDO MATA SU ÚLTIMO TORO

El señor Fernando mató su último toro en público en Barcelona el 25 de octubre de 1896.

El festejo fue un tanto atípico. El padre de los Gallo se enfrentó al primer ejemplar, mientras que los seis restantes, de distintas ganaderías,  fueron lidiados por Rafael Guerra ‘Guerrita’, Enrique Vargas ‘Minuto’ y Antonio Fuentes.

El relato de la última tarde del patriarca procede de la crónica publicada en La Vanguardia el 26 de octubre.

Ayer al salir a la arena casi lloraba el ‘agüelo’, como algunos le llaman, de emoción. No era para menos, de no ser un desagradecido, porque no podía darse despedida más entrañable que la que le hacía Barcelona.

El primer toro, ‘Regatón’, negro, fue el que le correspondió al señor Fernando. Los otros diestros actuaron como cuadrilla. El toro fue picado por Molina y Pimienta, mientras que ‘Guerrita’ banderilleó en solitario a la res.

El Gallo brindó su último toro al público de Barcelona y tras una breve y lucida faena, acabó con su oponente de pinchazo y media. Se le concedió una oreja.


El 4º toro, ‘Chapiter’, de la ganadería de José M. de la Cámara, le correspondió a ‘Guerrita’. El Gallo dictó su último magisterio, en un quiebro de rodillas con el capote con la limpieza y arte que él solo emplea para ello. En medio de una atronadora ovación, fue abrazado por el Guerra.

diumenge, 5 d’abril de 2020

JOSELITO, ENFERMO

El diario 'El Día' publicó un breve en su edición del viernes 6 de abril de 1917 que rezaba así:



 "Comunican de Sevilla que el diestro José Gómez (Gallito) se encuentra ligeramente enfermo.
Por dicha causa no podrá torear el domingo próximo, y es probable que tampoco, trabaje en Madrid  en la corrida del lunes 9, primera de abono.
Joselito no pudo cumplir su contrato.
Sería una lástima, porque el cartel, que, como ya saben los lectores, lo  forman los dos Gallos y Belmonte, había satisfecho por completo a la afición". 


A la postre se confirmó la ausencia de José, siendo sustituido por Gaona. La terna lidió toros de Don Pablo Benjumea y Rafael anduvo desconfiadillo con su primero, al que pasaportó de cuatro pinchazos horribles y otros tantos descabellos oyendo una sonora bronca. Enmendó su quehacer con el capote ante el cuarto, no se pudo lucir con la muleta y mató de estocada pescuecera y descabello manifestándose con desagrado la concurrencia. 

Gaona marró con el descabello una buena actuación ante el quinto y Juan estuvo voluntarioso ante el tercero y breve en el que cerró plaza. 

Asistió a la corrida , en tarde de lleno, la infanta doña Luisa. 

dimecres, 1 d’abril de 2020

POESÍA DE MANUEL-ALFONSO ACUÑA A JOSELITO

Publicó 'La Lidia', en su número 53 de 5 de febrero de 1917, la siguiente poesía firmada por Manuel-Alfonso Acuña titulada 'Suena el clarín'.

Imagen que acompañó el texto original.
A José Gómez 'Gallito'


Suena el clarín; bajo la luz de oro
la puerta se abre y aparece el toro...
Hacia la fiera marcha el lidiador,
siempre gallardo, siempre triunfador;
y  on los pliegues de su capotillo
transformándose en héroe aquel chiquillo,
burla los cuernos. Ante tal hazaña,
orgullo siente la chulapa España,
que tocada con negra madroñera,
arrogante, garbosa y retrechera
contempla el ruedo con mirar ardiente,
suspirando, quizás enamorada,
del doncel de la capa colorada
que al nacer español, nació valiente...
Suena el clarín; bajo la luz de oro
la puerta se abre y aparece el toro.

diumenge, 29 de març de 2020

LOS GALLO ANUNCIADOS EN LA TEMPORADA MADRILEÑA DE 1917

El diario 'La Nación' publicó el 1 de abril de 1917 el siguiente anuncio a doble página en el que se detallaban los toreros y las ganaderías contratadas en la plaza de toros de Madrid. Como no podía ser de otro modo, en lugar preferente estaban Rafael y José.

Un abono de 7 corridas.
(Fuente: Biblioteca Nacional de España)

dimecres, 25 de març de 2020

DOS TEMPORADAS Y MEDIA

Portada de 'Dos temporadas y media'
'Dos temporadas y media' es el libro continuación de 'La dignidad de un proyecto', ambos firmados por Fidel y Julio Carrasco Andrés y Carmen del Castillo Rodríguez. Estos aficionados desempolvaron para siempre la verdad de la Monumental de Sevilla que ideó Joselito y en este segundo volumen reafirman sus teorías con nuevos datos.

Impresionante el testimonio gráfico que acompaña al texto: las fotografías del diestro cedidas por sus descendientes y la gran cantidad de carteles en los que se anunciaron los festejos celebrados en la Monumental. 

Si en la primera parte de la obra que nos ocupa se centran más en la figura del gelveño, en la segunda queda latente la rivalidad y los intereses creados para que, una vez desaparecido Maravilla, se acabase con la vida de la Monumental. Las teorías no son meras elucubraciones sino que se cimentan en artículos y textos aparecidos en la prensa de la época. 

También afirman que José, en contra de lo que se cree, pasó sus últimos meses de vida contento y en paz, dado que vislumbraba un futuro junto a la persona que amaba. 

diumenge, 22 de març de 2020

DULZURAS ENJUICIA LA TEMPORADA 1908 DE FERNANDO

FERNANDO GOMEZ ORTEGA
Fernando Gómez 'Gallito chico'.
Siguiendo con los juicios que emitió Dulzuras en 'Toros y Toreros en 1908', aquí reproducimos el que hizo sobre Fernando Gómez Ortega 'Gallito chico':

"Ha subido el nombre de su hermano Rafael y también ha subido el suyo, pues el negocio de los toros tiene un engranaje en el que se enredan las familias, amigos y paisanos, y cuando una figura saliente sube, trepan a su sombra todos los que giran a su alrededor, como asimismo los arrastran en la caída en el caso de rodar al abismo.

Fernandito Gómez es un buen torero, y además tiene la figura más arrogante que su hermano Rafael.

De arranques de valentía anda escaso, y esta es una condición que quizás sea la más precisa para ser torero.

Si empujara un poco y cogiese buen estilo de matador, podría ganar honra y dinero, ya que á ello le puede ayudar el llamarse como se llamó su inolvidable padre, y el estar su hermano en estos momentos en el apogeo más brillante que ha tenido en su carrera.

Además de haber figurado como banderillero, en casi todas las corridas, de las 41 que toreó su hermano, ha figurado como espada en 11 ó 12 que se celebraron en las plazas de Barcelona, Lisboa, Burdeos, Arévalo, Toledo, Valencia, Ubeda, Tortosa, Miranda y Valladolid. Su trabajo resultó, en general, bueno como torero, y nada más que regular como matador.

En los tiempos que atravesamos hay que realizar algo más. Hay que dar alguna nota saliente para que se fije la atención pública, y, de lo contrarió, no saldrá del ostracismo en que se encuentra. Nunca como ahora debe aprovechar, ya que el nombre de su hermano puede ayudarle notablemente."

dimecres, 18 de març de 2020

DULZURAS ENJUICIA LA TEMPORADA 1908 DE RAFAEL

Manuel Serrano García-Vao, alias 'Dulzuras', escribió en 'Toros y Toreros en 1908' el siguiente juicio sobre la temporada de Rafael:
Portada de 'Toros y Toreros 1908'.
(Foto: Biblioteca Nacional)

"Si yo juzgara por los éxitos o fracasos del momento, por la impresión que deja en mí el trabajo de Gallito, tendría que decir, o que es el peor torero y el más miedoso que pisa las plazas, o que hasta hoy no ha nacido diestro más fino, más colosal, más artístico delante de los toros. Pero como para juzgar hay que recoger todas las impresiones y pesarlas para ver qué platillo de la balanza corre más, tendré que quedarme en un término medio y decir que ni es el peor y más miedoso de los conocidos, ni tampoco es el fenómeno que ha venido a arrollar a todos y hasta obscurecer la memoria de Cayetano Sanz.

He aquí dos párrafos de lo que dije el año pasado al ocuparme de Gallito, y después de haber dicho que no creo en él y que no espero que sean firmes sus resoluciones de un día: «Aún podría salvarle un fuerte arranque de voluntad, una gran demostración de que le escuecen las palmas que ganan otros, y pudiera colocarse algo más alto de lo que está. Si sus esfuerzos de fin de año no los repite, muy pronto estará completamente olvidado y le será imposible la rehabilitación.»

De esto que dije el año anterior, no tengo por qué retirar nada. Gallito está al final de esta temporada de 1908 más alto que ha estado nunca. Lo mismo él que los que hablaban el año pasado de las dificultades que había encontrado en su carrera, se habrán convencido de que no había encontrado otros obstáculos para triunfar que un abandono insuperable, una exagerada desidia, una falta de afición sin límites y una holgazanería superior a todas las de los toreros más holgazanes. Si ahora no sostiene el puesto conquistado y no avanza en él, no será culpa de nadie, no podrá repetir aquellas frases de Juan de Padilla a Toledo, momentos antes de ser ejecutado: «Si el destino ha negado a mis acciones la gloria del buen éxito, culpa es de mi mala suerte, pero no de mi voluntad.» No podrá decir eso Gallito, porque si en adelante no obtiene tantos éxitos como el que más, culpa será de su. Voluntad, pero no de su mala suerte. Hay que reconocer que las circunstancias le han favorecido mucho. Después de estar arrinconado dos años sin que nadie se acordara para nada de su nombre, acosado por la necesidad se estiró con dos toros y ello bastó para que una parte del público emprendiera ruda campaña contra Bombita, y al igual que en otra época se elevó exageradamente al Espartero para molestar a Guerrita cuando comenzaba a ser indiscutible, se quiso colocar a Gallito en una posición falsa muy reñida con los términos medios, que es en los que radica la virtud.

No seré yo el que niegue las grandes, las estupendas condiciones toreras de Rafael Gómez. Es de los que improvisan delante de los toros, y especialmente en dos o tres pases de muleta es inimitable, llega
a lo sublime, y algunas partes de sus faenas son verdaderos cuadros artísticos en los que no se puede poner más color, más arte y más inimitable gracia torera. He dicho algunas partes de sus faenas, porque yo no he tenido la suerte de verle hacer faenas completas, y lo que le he visto en general ha sido eso: un chispazo de fuego, una pincelada de arte, y antes y después, mucho regular, mediano y malo.

Hasta hoy, este Gallo no ha sido gallo inglés, y han sido más las veces que ha cacareado que las que ha podido cantar con arrogancia. Tiene un defecto muy grande, y es la falta de amor propio, la escasez casi completa de afición, la poquísima voluntad y el casi nulo deseo de complacer. Si llega á tener una posición, y ¡ojalá! sea mañana cuando viva con todo el desahogo que merecen los que exponen su vida para ganar de comer; si algún día es rico y continúa siquiera con las ganas de complacer que ha mostrado a ratos este año, entonces creeré en él, pues no me convencen las flores de un día, no me entusiasmo por la impresión de un momento de fortuna, no puedo tener esperanzas en los que se han hundido varias veces para resurgir cuando el aguijón de la necesidad les ha empujado.

Héroes por fuerza hay mucho pero no tienen tantos méritos como los que son héroes por naturaleza, por condición, por convicción, por voluntad, por vergüenza, por dignidad de clase.

La campaña que Rafaelito Gómez ha hecho este año, es la mejor que lleva hecha desde que se hizo espada de alternativa, y a consolidar y aumentar esos éxitos debe tender todo su esfuerzo, pues una vez más repito que el terreno que se pierde multiplica la distancia de una manera bárbara cuando hay que recobrarlo, y es tarea muy difícil, mucho más difícil cuanto más alta es la categoría en que está colocado el torero.

Con menos condiciones que Gallito, pero con más voluntad, se han colocado otros, y la persistencia les ha hecho llegar á puestos envidiables, porque ha de saber Gallito y todos los que a esta profesión o a otra cualquiera se dediquen, que si con la fuerza de voluntad no se llega donde uno quiere, se aproxima uno más que si no tiene esa facultad del alma, sin la cual son nulas todas las otras condiciones que tenga el hombre.

Quedamos, pues, en que el hijo del gran Fernando Gómez es un buen torero, que conoce los secretos
de la capa, de las banderillas, de la muleta, y se coloca en buen terreno para matar. Pero a veces le faltan los arrestos de valor necesarios y la afición precisa para superar a los demás, lo que le hace estancarse y quedar sumergido, cuando podía flotar como el que con más gallardía flote.

Está en el momento más crítico de su vida torera. Un paso desacertado puede echar por tierra una reputación a punto de consolidarse, y un poco de calma o un mucho de vergüenza torera pueden hacerle rico en dos años. Él verá qué camino le conviene seguir.

Ahora, véase lo que ha hecho en 1908, sin quitar punto ni coma a su mejor campaña de matador de toros:

Había pasado el invierno en Méjico, y llegó a España cuando la temporada estaba en sus comienzos. Principió la campaña el 19 de Abril, en Bilbao, en cuya corrida lidió seis de Palha, con Cocherito  y Pepete. Su trabajo no se acercó a lo bueno; quedó en regular no más.

Al día siguiente vino a Madrid, con Bombita, a lidiar reses de Veragua, y, por resultar lesionado Ricardo, tuvo que matar cinco toros en la forma siguiente: regular el primero, mal el segundo, muy mal el tercero, bien el cuarto y muy flojito el último. Hubo ratos en los que tal pánico le dominaba, que no parecía un torero. Fue una verdadera mala tarde.

Volvió el 23, con Lagartijo y Bienvenida,a lidiar Pablos Romeros, y también estuvo mal en los dos que le correspondieron.

Con Cocherito y Pepete repitió en Bilbao el 26, y también fue muy flojo con los Urcolas.

De Biencinto era el ganado que mató con Bienvenida, en Barcelona, el 3 de Mayo, y continuó muy flojo en todo su trabajo en general.

A Madrid retornó el día 10, y lidió Miuras con Lagartijo y Vicente Pastor, sin que tuviera la satisfacción de que le cambiara el juego. Continuó mal en casi todo. Solo algún capotazo y tal cual pase de muleta fue digno de aplauso.

Con Lagartijo y Machaco toreó, también en Madrid, el 17, reses de Santa Coloma, En esta corrida toreó bien y mató mal.

A Zaragoza marchó el 24, y con Moreno de Alcalá y Vázquez mató toros de Catalina, antes de Pobes,
antes de Díaz, y estuvo regular en uno y bien en otro.

Fue a Barcelona el 7 de Junio, y con Vicente Pastor despachó una corrida de Santa Coloma. Resultó herido al poner banderillas en uno de sus toros, y por ello no mató más que dos, regular el primero mal el otro.

A Plasencia fue el 10, con Manolete, y de los tres toros del conde de Trespalacios que tuvo que estoquear, lo hizo bien en dos de ellos; en el otro no.

Con Regaterin fue a Orense el 21, y estuvo bien en la lidia de los toros de los herederos de D, Vicente
Martínez.

De Ripamilán fue el ganado que toreó con Bienvenida en Vinaroz el 24, y quedó regular, bien y muy bien, respectivamente.

La última que toreó en Madrid lo hizo el 28 de Junio, con Bombita y Manolete, para lidiar reses de Benjumea.

En su primero estuvo mal y en su segundo superior, y fue el día que mejor impresión quedó de su trabajo.

El 12 de Julio, con cornúpetos de Concha y Sierra, toreó con Fuentes en Castellón, y estuvo regular con su primero y mejor en los otros dos.

En Linares trabajó el 19, con Lagartijo, y en los tres Otaolaurruchis que estoqueó, quedó muy flojo en el primero, muy bien en su segundo y regular en el que cerró plaza.

El 25, con Serranito, lidió en Carabanchel fieras de Olea, y cuentan los que le vieron que ha sido la más grandiosa tarde de su vida, especialmente en el toreo de capa y de muleta. Parece que en esta corrida llegó a la mayor altura que se puede llegar como torero, y al matar estuvo muy bien con su toro primero, flojo con su segundo y verdaderamente superior con el quinto, último suyo.

Al día siguiente, 26, toreó, con Martín Vázquez, en Tudela, toros de Zalduendo, y su trabajo, sin llegar a superior, puede calificarse de bueno.

Fue a Valencia los días 30 y 31, y el primer día toreó reses de Guadalest con Bombita y Machaquito, y el segundo, de Campos López y Concha y Sierra, con los dos citados y Regaterin.

Su trabajo en estas dos corridas resultó buenísimo en general, y no cesó de escuchar aplausos las dos tardes. Fue tan buena la impresión que dejó, que le ajustaron para el año 1909 en condiciones tan favorables como se ajuste el que más.

Con Regaterin fue a Vitoria los días 2 y 3 de Agosto, y mató, en las dos corridas, ganado de Aleas y Anastasio Martín, respectivamente. Aunque pinchó algo, estuvo bien con los dos primeros de Aleas; al último suyo le dio un bajonazo. Con el primero de Anastasio Martín quedó mal, y con los otros dos mejor, hasta valiente en alguno de ellos.

Fue el 9 de Agosto a Santander, con Corchaíto, a despachar una corrida de D. Teodoro Valle, en la que estuvo muy bien toreando y regular con el estoque.

El 15 toreó en el Puerto de Santa María, con Fuentes, torillos de Concha y Sierra. Fueron a esta corrida muchos sevillanos y sufrieron un desengaño grande, pues el joven Gallito estuvo francamente
mal en sus tres toros, lo mismo con la muleta que con el sable.

Con Regaterín y Relampaguito trabajó en Ciudad Real el 17 y mató tres por haber sido volteado Regaterín. El ganado fue del Duque de Braganza y Rafaelito estuvo flojo en dos y bueno en otro.

El 19,  con Manolete, mató tres de Carreros en Toledo, muy flojito en los dos primeros y mejor en su
último.

El mismo resultado obtuvo su trabajo en la primera corrida de Almagro, con Saltillos, en la que llevó de compañero a Bienvenida.
La segunda de Almagro fue con colmenareños de D. Vicente Martínez, el día 25, y también acompañado de Bienvenida. Solo en uno de los toros estuvo bueno; en los demás, flojo. 

A Almería fue el 26 con Bienvenida y Relampaguito y mató dos de Anastasio Martín, en los que pinchó mucho.

En Alicante toreó el 30 y dio muerte a uno de Gómez y a otro de Becerra, acompañado de Minuto, Lagartijillo Chico y  Corchaito. No pasó de regular en sus dos.

El 2 de Septiembre marchó a Linares con los hermanos Bombitas, y con los Benjumeas que le correspondieron toreó bien, pero al matar estuvo regular en uno y muy mal en otro.

Con Ricardo Torres despachó una corrida de Aleas en Villarrobledo el día 4, y no pasó de regular matando. Toreó bien algunos ratos.

De Moreno Santamaría fueron los toros que lidió en Barcelona el día 6, con Fuentes y Vicente Segura y no hizo nada de particular.

En Tortosa, el día 7, mató dos de Antonio Guerra, con Bebe Chico y Manolete. Tampoco hizo otra cosa que salir del paso.

El 8, en Murcia, fueron de Parladé las reses que toreó con Bombita y Bienvenida. Sin llegar a superior estuvo bien.

Con Minuto y Lagartijillo Chico mató dos de Arribas en Albacete, el día 10. Buen torero y mediano matador estuvo en esta corrida.

El 13, con Fuentes, fue a Bilbao y toreó bien los que le correspondieron de Concha Sierra. Al matar
no se excedió, pero ganó aplausos.

De Olea fue el ganado que tuvo que matar en Trujillo el día 16, con el Gordito, y cumplió bien en los
tres suyos.

El domingo 20, en Bayona, con Bombita no pudo matar más que dos de Veragua, por haber sufrido un varetazo que le produjo una luxación de la muñeca derecha.

A algunas hablillas dio lugar esta luxación, por que, a consecuencia de ella, no fue a Valladolid, donde había preparada una corrida buena moza de Miura, y otra, muy cumplida también, de Anastasio Martín.

Tampoco toreó el 27 en Zaragoza.

El 4 de Octubre acompañó a Fuentes en su despedida de Bayona. Mató tres toros de Guadalest y no sobresalió gran cosa.

En Barcelona trabajó el 11, con Bombita, Machaquito y Cocherito. Mató dos toros de Arribas, bien el
primero y regular su segundo.

La última corrida de la temporada fue la toreada en Valencia el día 18, con Pepete, en la que diocuenta de tres de Moreno Santamaría, con extraordinario lucimiento. Lo mismo toreando que como matador, tuvo una de sus mejores tardes y el público llevó el entusiasmo hasta el delirio.

Trabajó en 41 corridas, y en ellas despachó 106 toros".