dimecres, 9 d’abril de 2014

LOS DIFÍCILES COMIENZOS DE DON FERNANDO

El señor Fernando.
Javier Vellón envía el siguiente texto para su publicación.
Bocanegra.

En el nº 30 del semanario Sol y Sombra, publicado en noviembre de 1897, aparece un extenso reportaje dedicado a Fernando Gómez, repleto de datos y anécdotas en torno a la carrera del patriarca de los Gallo.

En 1871 el entonces llamado ‘Gallito Chico’, para distinguirlo de su hermano José, se iniciaba en el mundo del toro a través de un aprendizaje durísimo. Estuvo en las cuadrillas de diestros como ‘Gordito’, ‘Chicorro’, ‘Bocanegra’ y ‘Jaqueta’, con quien hizo el paseíllo el 24 de septiembre en Sevilla. En aquel festejo resultó cogido, en el brazo izquierdo, al banderillear.


Unos meses antes, el 18 de junio, había participado como novillero en un festejo en esta misma plaza, alternando con Manuel Langares y el aficionado José Bolaños, en la lidia de reses de Romero Balmaseda.
La novillada tuvo mucho eco entre los aficionados por sus desastrosos resultados.

Chicorro.
Jaqueta.
El 4º, que le correspondía a Lagares, tras tomar cuatro varas y matar dos caballos, saltó al callejón con media estocada en sus lomos, con tan mala fortuna que el estoque salió despedido e hirió de gravedad a un espectadot. En ese momento, el presidente mandó echar los perros al toro, de ahí que el matador no pudiera acabar con su vida.


Por su parte, el Gallo pasó un via crucis con su segundo ejemplar, hasta el punto de que estuvo media hora con él, por lo que oyó los toques de clarín.



De este festejo surgió una copla que se hizo muy popular, en la que se recogían la sucesión de desastres:

No quiero carne del toro
Que Lagares mató,
La quiero del de Gallito
Que vivo se lo dejó.

Lagares.
Gordito.














Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.