diumenge, 28 de juny de 2015

RAFAEL, AUSENTE DE LA FERIA DE ABRIL DE 1927

Rafael en Sevilla.
Rafael El Gallo no toreó la Feria de Abril de 1.927 y su apoderado, el señor Brandi, remitió al periódico ABC las causas, saliendo al paso de unos rumores publicados en el rotativo. El texto íntegro, aparecido el 30 de marzo, dice así:

"Primero. Que uno de los goces de Rafael es torear ante sus paisanos, cosa que hará, Dios mediante, si no en la feria de Abril sí durante el año presente.

Segundo. Lo ocurrido en el ajuste es que la Empresa de Sevilla de la plaza de toros me comunicó el pasado  Febrero que contaban con mi representado para la feria de Abril. Al llegar yo a Sevilla a principios del mes corriente me avisté con el gerente de la Taurina Sevillana y éste me ofreció para Rafael dos corridas en la feria y en los días 19 y 20, con toros de Villamarta y Murube, que yo acepté sin reparo ninguno. Al tratar del precio que tenía que percibir le dije que en obsequio a él le ponía "dos mil pesetas menos" por corrida de lo que le dio esta Empresa el pasado Septiembre en la feria de San Miguel , "en recompensa de darle dos corridas seguidas y ser menos nuestros gastos que en una corrida sola". El gerente indicado me manifestó que la Empresa no podía dar ese dinero, por cuyo motivo no pudimos llegar a un acuerdo, pues Rafael tiene ajustadas treinta corridas en toda España este año al dinero que yo pedí a los de Sevilla y por cuya causa no podía yo salir de "ese molde" sin menoscabo de perjudicar los intereses de mi representado a mí confiados".

dimecres, 24 de juny de 2015

RAFAEL EL GALLO ASESOR EN LA MAESTRANZA

La Infantería honró a su patrona la
Inmaculada con un festival taurino.
Rafael El Gallo hizo las veces de asesor en el festival que se programó en La Maestranza el 8 de diciembre de 1.9140 para conmemorar la festividad de la Inmaculada Concepción, patrona de la Infantería. El diario ABC recoge el hecho el martes 10 con estas palabras:

"Por la tarde del citado domingo, y en la plaza de la Maestranza, se celebró el anunciado festival, en el que, con ganado de Pérez de la Concha y Tassara, lucieron su destreza los diestros Cagancho, Gitanillo y Calderón, que estuvieron muy afortunados, especialmente el último, que cortó orejas y rabo, otorgados los trofeos por las lindas señoritas que presidían el espectáculo y a las que asesoraban Rafael (El Gallo), el novillero Armando Martín y las cuadrillas cómicas integradas por infantes de los regimientos de la plaza. Fueron todos muy aplaudidos, así como la banda cómica que, con trajes casi históricos de los tercios de Flandes, finalizó el espectáculo".

diumenge, 21 de juny de 2015

JOSELITO TIENE MIEDO

Portada de la obra.
Luis Esteso, el autor.
Luis Esteso López de Haro (San Clemete (Cuenca), 1879 o 1881 - Madrid, 1928)  publicó hacia 1.913 un librito titulado 'Joselito tiene miedo', en el que afronta la figura del diestro desde un punto de vista meramente satírico. La obrita, que salió de los talleres de la imprenta de Juan Pueyo, tiene como subtítulo "Sus sueños, su corazón, su ángulo facial'.

El trabajo del que compaginó los oficios de actor cómico, monologuista y escritor, de solo 32 páginas, dedica la mitad a Maravilla, encumbrado en la cima del toreo a poco de llegar, y refleja la soledad en la que se encontraba. El título es engañoso, y en unos pocos versos, se justifica:

Pero verás cómo tu miedo se acentúa,
y te asustas al ver que hoy en España
te quedas solo...¡solo1 ¡Ay Joselito!
la soledad de un ermitaño espanta.


Y en el colofón del último poema gallista, refrenda el que fuera cómico, monologuista y escritor, su veneración hacia el espada sevillano:

Y no molesto más, sólo repito,
mi inmensa admiración a Joselito.

La obra se completa con un delirante viaje a granada donde relata algunos sucedidos que vivió en un viaje a granada para ver torear a Lagartijillo, Paco Madrid y el propio Gallito, con unos 'Cuentecillos' y otros tantos varietés.


dimecres, 17 de juny de 2015

JOSELITO EN EL BENEFICIO DE ANDRÉS DEL CAMPO 'DOMINGUÍN'

Andrés del Campo
'Dominguín'.
La cogida y muerte del novillero Andrés del Campo 'Dominguín' en la plaza vieja de Madrid tuvo lugar el 9 de febrero de 1.913, día en el que se inauguraba la temporada, y en el que el infortunado se enfrentó a ganado de José Bueno en compañía de Conejito III y Algabeño II. El que abrió plaza, de nombre 'Escribano' le infirió una cornada en el vientre al darle un capotazo expirando al día siguiente.

La familia de Andrés quedó en la más absoluta indefensión y el mundo del toro, como no podía ser de otra manera, se movilizó para darle un beneficio. Joselito se unió a la causa y el 16 de marzo, en el mismo escenario y con un lleno completo, se lidió una novillada de Lamamié de Clairac, desesperadamente mansa. Actuaron como matadores Algeteño, Zapaterito, Agujetas, Ocejito, Gregorio Garrido y Vega, quienes no pudieron lucirse con tamaña materia prima. 

En labores de banderilleros actuaron Saleri, Celita, Gaona, Segurita, Peribáñez, Chiquito de Begoña, Ostioncito y, ¡cómo no!... José Gómez Gallito. Todos ellos, según rezan las crónicas, fueron aplaudidísimos cumpliéndose el objetivo económico fijado.

diumenge, 14 de juny de 2015

LOS GALLO ACOSAN EN FUENTE QUINTILLO

Rafael preparado para acosar.
Los Gallo agasajan al empresario valenciano en
compañía de unos aficionados.
 La revista malagueña 'La Unión Ilustrada', daba cuenta en su número 171, aparecido el 22 de diciembre de 1.912, de una fiesta campera en la que tomaron parte los hermanos Gallo para agasajar al empresario de la plaza de toros de Valencia. El hecho tuvo lugar en el cortijo Fuente Quintillo que se encontraba en los terrenos que ocupa la Universidad Pablo de Olavide en Sevilla. El breve texto dice así:

"Con un día esplendoroso y con la animación y la alegría que producen las típicas fiestas que se celebran en los campos de Andalucía, se ha celebrado en el hermoso cortijo «Quintillo» el acoso y derribo de reses de la ganadería del señor don José Anastasio Martín. Formaron turno para tan andaluza faena, los matadores de toros Rafael y José Gómez Gallito y su hermano Fernando, don Manuel Pineda y el hijo del ganadero señor Martín. Se distinguió acosando y derribando Joselito Gómez."

dimecres, 10 de juny de 2015

ÚLTIMA CORRIDA DE RAFAEL EL GALLO EN LA VIEJA PLAZA DE MADRID

Plaza de  toros de Madrid, escenario de la corrida referida.
Rafael El Gallo, ya veterano, hizo su último paseíllo de luces  en la plaza vieja de Madrid el jueves 10 de mayo de 1.934 en compañía de Manuel Jiménez 'Chicuelo' y Diego de los Reyes, que confirmó doctorado. En los corrales esperaron para ser lidiados tres toros de Andrés Sánchez 'Coquilla', que hicieron primero, segundo y quinto, y otros tantos de Rafael Lamamie de Clairac, terciados en conjunto. La plaza se llenó al reclamo del genial calvo. 

Chicuelo dejó retazos de su arte frente al tercero, al que despachó de media caída oyendo palmas. En el quinto mató mal tras confiarse y fue pitado. El confirmante, en el del doctorado, planteó un trasteo vistoso y tras matar al tercer viaje fue ovacionado con fuerza. En el sexto no pasó nada porque le hizo una faena de aliño rematada de pinchazo y entera, siendo aplaudido. 

Rafael se enfrentó en primer lugar, segundo de la tarde, a un coquilla con celo con el que bregó muy bien en el primer tercio dejando largas con su sello especial. Luego se adornó con la muleta y dejó una estocada en lo alto pero tardó en doblar la res. Utilizó el descabello y la petición de oreja quedó en intento, no consumado, de triunfo.

El cuarto se lo brindó a unos amigos con estas palabras: "Brindo por estos viejos amigos y porque nos veamos todavía muchos años en la plaza de Madrid". El toro de Clairac echó la cara arriba y descompuso la tranquilidad con que lo pasaba Rafael. Pitos a mansalva tras dos sartenazos, uno de ellos en la barriga.






diumenge, 7 de juny de 2015

RAFAEL EL GALLO ORGANIZA UN HOMENAJE AL REJONEADOR PEPE ANASTASIO

Paseíllo de Pepe Anastasio.
Rafael El Gallo figuró al frente de la comisión organizadora que homenajeó en Sevilla al rejoneador Pepe Anastasio. El hecho tuvo lugar el sábado 17 de diciembre de 1.949, a las diez de la noche, en el hotel Alfonso XIII y consistió en una cena cuyo cubierto costaba la nada despreciable cifra de 125 pesetas de la época. Hasta 200 comensales, dicen las crónicas, asistieron, pudiéndose adquirir los tiques, además de en el establecimiento referido  en Los Corales y en el Britz,

Rafael, dado su particular carácter, no debió llevar la voz cantante y contó con la inestimable ayuda del letrado don José Monge Bernal; el doctor don Emilio Serrano, presidente del Ateneo, don Antonio Cañero, Pepín Martín Vázquez, Manel González, Manuel dos Santos, Andaluz, Litri, Manolo Carmona y Alfredo Jiménez. 

El gran comedor de gala lució lleno con representantes del mundo de las letras, del arte, de la ciencia y de la tauromaquia. Entre ellos acudieron, además de los citados, el poeta Rafael Duyos, quien leyó un romance hecho ex profeso, o el pintor Baldomero Romero.

Rafael intervino con brevedad en su turno de palabra, pero las mismas fueron muy sentidas, por lo que recibió una gran ovación. Finalmente Anastasio dio las gracias y entregó al Ateneo un cuantioso donativo para la inminente cabalgata de Reyes. Francisco Camps leyó multitud de adhesiones de personas que no pudieron asistir y, finalmente, el maestro Moraleda interpretó al piano acompañándose con la voz el pasodoble de su autoría dedicado al protagonista de la noche. 

dimecres, 3 de juny de 2015

LA TAUROMAQUIA DE JOSELITO EN POSTALES (VI)

Joselito parece levitar. Los finos palitroques acaban de impactar sobre los lomos de un toro bien armado. La coleta se le ha soltado a causa del esfuerzo. El cornúpeta desvía su trayectoria hacia la derecha buscando con el pitón el cuerpo del torero. Éste, asomado al balcón, inicia la maniobra de descenso. Tal vez la acción haya durado un par de segundos. De ahí el mérito del fotógrafo de captar el momento justo. Más armonía no cabe. 

Al fondo, un peón anónimo, capote al brazo, espera intervenir si se da la ocasión. Pero es tanta la confianza que tiene en su maestro que se le adivina relajado. Y más allá el inconfundible dibujo de la barrera de la vieja plaza de Madrid con las primeras filas abarrotadas de público.