dimecres, 20 de setembre de 2017

EL GALLO VIAJERO

Cabecera del diario.
'El Correo de Cádiz' publicó el 12 de agosto de 1912 un curioso breve dando cuenta de los viajeros que habían partido de la ciudad. Así, "en el expreso  marcharon a Cabuérniga (Santander), los Sres. de Mier y Terán (D. José). A Jerez, D José García de Cossío, D. Ramón Saiz de Bustamante y D. Joaquín Pérez Lila. A Madrid, D. Rafel Adame, don José R. de Saavedra y D. Juan Solari. Al Puerto de Satna María; D. José Pereztevar. A Sevilla, Rafael Gómez (Gallo).

diumenge, 17 de setembre de 2017

PLANES PARA EL FINAL DE LA CUADRILLA DE NIÑOS SEVILLANOS

Limeño y Gallito en sus inicios.
Los Niños Sevillanos, pareja formada por José Gárate 'Limeño' y José Gómez 'Gallito Chico', afrontaban en agosto de 1912 la última etapa de su formación como novilleros. La prensa de aquellos días publicó las intenciones de sus apoderados hasta el día de la alternativa, prevista para el 15 de septiembre en Madrid. Por diferentes causas el salto de escalafón hubo de esperar unos días.

Así, las contrataciones que tenían eran las siguientes:

10 de agosto.- Nocturna en Huelva
11, 12 y 14 de agosto.- Sevilla
15 agosto.- Cádiz
18 agosto.- Málaga
21 agosto.- Antequera
23 agosto.- Sanlúcar de Barrameda
25 agosto.- Huelva
26 agosto.- Calañas
29 agosto.- Linares
30 agosto.- Constantina

1 septiembre.- Bilbao
3 septiembre.- Valdepeñas
5 y 6 septiembre.- Cuenca
8 septiembre.- Santander
11 y 12 septiembre.- Utiel
13 septiembre.- Valencia
14 septiembre.- Murcia

La alternativa, prevista para el 15 en Madrid, había de dársela a los dos Rafael Gómez 'El Gallo', barajándose las ganaderías de Veragua o Guadalest. Luego, ya por separado, habían de seguir sus carreras. 

Tenían contratadas corridas en Ecija el 21 y 22 de septiembre y en San Miguel, donde finalmente se consumó la alternativa de Gallito quien se había contratado para Cádiz el 1 y 4 de octubre.

dimecres, 13 de setembre de 2017

HA MUERTO MIGUEL LIZÓN

Miguel Lizón.
(Foto: diarioinformacion.com)
El crítico y escritor taurino Miguel Lizón falleció el pasado lunes 11 de septiembre en Alicante a los 83 años de edad. Lizón desarrolló sus labores de análisis de cuanto aconteció en los ruedos en el semanario 'Marcador', el diario 'Informaciones' y el periódico alicantino 'Información', entre otros. 

Saltó a la fama por ganar el concurso radiofónico 'Medio millón', en el que debía contestar preguntas sobre un tema. El maestro alicantino, que por entonces ejercía su labor docente en Petrer, eligió la figura de Joselito 'El Gallo' y se alzó con el premio en la misma plaza de toros de Las Ventas de Madrid el 12 de junio de 1.957. 

Fue coautor junto a Rafael Campos de España  de un trabajo, con dos ediciones distintas, sobre Joselito: 'Vida de Joselito' se tituló uno de ellos y, en el otro, relató las vicisitudes del programa apareciendo como 'Joselito, Los Toros y La Radio, Medio Millón'.


diumenge, 10 de setembre de 2017

RAFAEL EL GALLO EN EL 'ÍNDICE TAURINO'

Rafael.
'Indice taurino : recopilación histórica biográfica, desde los tiempos más remotos hasta nuestros días' fue publicado en 1911 en Madrid por Sucesores de Rivadeneyra. En el libro aparece la siguiente entrada sobre Rafael Gómez 'El Gallo:

El gran "Paquiro" Montes, en su Doctrinal Taurino, y Pedro Romero, en su 'Arte del toreo y colección de reglas para sus discípulos de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla', estiman como la regla más importante, que el matador de toros, en sus faenas de tal, no puede huir ni correr, ni contar con los pies, ni con las manos, y en modo alguno saltar la barrera.

El diestro que nos ocupa quizá, y sin quizá, sin darse cuenta, en algunas ocasiones, poseído y dominado por algo inexplicable, que no somos nosotros los que calificamos de miedo, prescinde tan por completo y en absoluto de las máximas de aquellos maestros del arte, con tanto acierto como conocimiento dictadas, que se lanza de cabeza al callejón en ocasiones, de modo tan lastimoso, que apena el ánimo del espectador.

Pero de pronto este diestro vuelve por su honra taurina y, derrochando guapeza, finura y valentía, cambia y reforma lamentables faenas, pone cátedra de arte clásico, y llega hasta donde nadie, nadie, repetimos, ha llegado, y en manera tal son sus faenas, por lo extraordinariamente bellas, elegantes, magníficas (y perdónesenos tantos adjetivos en gracia a la admiración que producen y que compartimos con muchos), que no exageramos si las calificamos de no superadas por ningún otro torero.

Y es que "Gallito" desarrolla en sus buenos días tan clásico arte, que recuerda aquel toreo del elegante maestro que se llamó Cayetano Sauz, y cuando siente el santo de cara se crece de manera tal que puede tutearse con los grandes toreros de la antigüedad, y en aquel momento, o tarde, que tal hace, sólo en aquel momento, o tarde, aureolas boreales cubren la atmósfera e impiden que las otras estrellas luzcan y brillen en todo su esplendor.

Es un improvisador y repentista delante de los toros, ejecutando suertes como las de serpentina con la capa, el quiebro de rodillas con el capote extendido y otras que son de su exclusiva invención, y en los quites es tan extenso y bonito su repertorio, que nadie puede competir con él en este momento.

Con las banderillas resulta elegante y fino en sumo grado, siendo su especialidad el entrar a ponerlas cambiando los terrenos, y en algunas ocasiones llevando las dos banderillas juntas, formando un trapecio, suerte que resulta lucida en sumo grado.

Hijo mayor del incomparable torero Femando Gómez, "Gallito", nació en Madrid el 17 de Julio de 1882, afirmando unos que fue en la plaza de Matute y otros en la calle de la Greda, aceptando, por las investigaciones practicadas, que éstos están más en lo cierto; siendo apadrinado, al bautizarse en la parroquia de San Sebastián de esta corte, por el íntimo amigo de su padre y empresario de la Plaza de Madrid en aquel tiempo, D. Rafael Menéndez de la Vega, y aunque por mucho tiempo se ha venido escribiendo que su padrino fue el diestro "Guerrita", lo cierto es lo afirmado anteriormente, debiéndose dicha investigación a las gestiones del Sr. Serrano García Vao, que fue quien, para obtener la verdad, obtuvo de la parroquia de San Sebastián la partida de bautismo de Rafael.

Comenzó a torear desde muy joven, observando y practicando lo que veía ejecutar a su padre y toreros de aquel tiempo hasta el punto de que el autor de sus días no se ocultaba de decir, sin que la pasión le cegase, que su hijo Rafael sería mucho mejor torero que él. En unión de "Algabeñito", ambos como espadas, toreó cuando sólo tenía diez y siete años, y eran tales los éxitos que de él se contaban, que fue contratado para torear en la Plaza de Madrid el 15 de Mayo de 1899, causando una sorpresa extraordinaria el brillante trabajo que ejecutó en sus toros.

De Emilio Torres, "Bombita", recibió la altemativa en la plaza sevillana, el 28 de Septiembre de 1902, no pudiéndola confirmar en la de Madrid, por más gestiones que hizo cerca de la Empresa, hasta la tarde del 29 de Marzo de 1904, cediéndole el primer toro "Lagartijo", que pertenecía al Duque de Veragua, con el que ejecutó una faena de muleta tan magnífica por lo artística, que cuantos elogios se hagan resultarían pálidos ante la realidad, teniendo al público coreándosela con "¡olés!", pero al tirarse a matar lo hizo desde largo y con una estocada baja.

Los toros le han tratado con bastante consideración, porque cuantas veces le han tocado, o no le han causado daño, o la cosa se ha limitado a ligeras contusiones, suerte que muy de veras deseamos que continúe siempre.

Desde la fecha de su alternativa, ha tomado parte en 207 corridas, habiendo dado muerte a unos 476 toros, y dado la alternativa en la Plaza de Madrid, en el presente año, en la corrida 15ª de abono, celebrada el 25 de Septiembre, a José Morales, "Ostioncito".

Ha hecho varios viajes para torear en la Plaza de Méjico, en donde tiene un excelente cartel, y aunque en el presente año ha recibido proposiciones para volver, no ha querido aceptarlas.

En la temporada que acaba de terminar, la campaña realizada por este diestro ha sido muy buena, en general, en las 60 corridas que ha toreado, siendo la mejor y más completa de su vida torera, dejando un agradable recuerdo entre los aficionados madrileños por la forma en que ha toreado, especialmente en las dos últimas corridas de la temporada, en la que ha recibido grandes y merecidas ovaciones, y confiando muchos en que en la temporada próxima los éxitos han de ir en aumento.

dimecres, 6 de setembre de 2017

EL SEÑOR FERNANDO EL GALLO EN LA INAUGURACIÓN DE LA TEMPORADA MADRILEÑA

Coso madrileño.
Fernando Gómez 'El Gallo' participó durante cuatro años consecutivos, de 1882 a 1885, en la inauguración de la temporada en la plaza de toros de Madrid. Estas son las combinaciones en las que se acarteló:

9 de abril de 1882. Toros de don Manuel Bañuelos. Espadas: Rafael Molina 'Lagartijo', José Sánchez del Campo 'Cara-Ancha' y Fernando Gómez 'Gallito'-

29 de abril de 1883.- El festejo fue aplazado a ese día por la lluvia caída el 25 del mismo mes. Seis toros de don Vicente Martínez. Espadas: Rafael Molina 'Lagartijo', Francisco Arjona Reyes 'Currito' y Fernando Gómez 'Gallito'.

14 de abril de 1884.- Corrida suspendida por lluvia la tarde anterior. Seis toros de don Manuel Bañuelos. Espadas: Rafael Molina 'Lagartijo', Francisco Arjona Reyes 'Currito' y Fernando Gómez 'Gallito'.

5 de abril de 1885. Seis toros de don Antonio Hernández. Espadas: Rafael Molina 'Lagartijo', Salvador Sánchez 'Frascuelo' y Femando Gómez 'Gallito'.

diumenge, 3 de setembre de 2017

RAFAEL EN EL ÁLBUM DE 'EL ECO TAURINO DE 1912'

L. Moya de Arpí firmó los artículos aparecidos en el álbum de 'El Eco Taurino' sobre los diestros más destacados en 1912. Estas son las palabras que dedica a glosar la figura de Rafael Gómez 'Gallito':


Enrique Moreno fue un buen aficionado de su época y un practicón en estos menesteres de empresas y apodamientos. Frascuelista hasta la médula, pero el mejor amigo de Fernando Gómez y el más acérrimo defensor que tenía Lagartijo en el bando contrario. Una tarde en el café de Europa, de Zaragoza., me presentó al maestro Gallo. Estaba ya el señor Fernando en el ocaso de su vida torera, que fue su vida toda, pero aún conservaba los rasgos que daban a su fisonomía un aire agitanado y atrayente. Algo chaparro, con el belfo inferior caído y la mirada un si no es lastimosa y plañidera . Al día siguiente toreaba en Tudela, de Navarra, una de sus última s corridas, quizás la última! Y bien se portó el veterano con el primer pavo de Zapata que le tocó en suerte: un toro muy largo y muy descarado de pitones. Pocos pases seguidos con la mano izquierda, y sobre el mismo terreno a matar con habilidad. Media estocada delanterilla hasta donde alcanzaba el brazo, y a otra cosa. Por la noche, cuando regresábamos a Zaragoza, el maestro venía triste. 

—¡Ya no puedo —nos decía. 

—¡Estoy muy viejo, amigo Enrique!
Gallito en el álbum referido.
(Fotograbado: F. González)

Hombre, ¿por qué no haces algo por mi Rafaelito? E l niño es canela en rama. —Haré lo que pueda — contestóle Moreno. —Descuida. Es cosa mía. Y Enrique Moreno cumplió su palabra. En la primera ocasión lo presentó en Zaragoza en calidad de novillero. Y qué maña se daría Rafaelillo, que después la Empresa, por conveniencia propia, le volvía a poner en el cartel, alternando con el buen maestro en marrullerías, Morenito de Algeciras, y con una novillada guapa de Trespalacios.

El éxito fue redondo, y el artista del toreo aclamado, y tal el entusiasmo que sus faenas despertaron entre los aficionados de la heroica ciudad, que al domingo siguiente vino la tercera presentación de este muchacho, con una media corrida que había de estoquear él sólito.  La fiesta comenzó admirablemente con un lleno completo y una animación extraordinaria. En el primer toro la cosa fue bien y en el segundo todavía mejor, hasta que salió el tercero, un torete navarro de recortada lámina. El hijo del señor Fernando echóse el capote al brazo, y así continuó dejando que hicieran los quites los individuos de su cuadrilla . ¡Estará cansado! —decían unos. — ¡Se reservará para después! —añadían los otros, también a modo de disculpa.

— Pasó el segundo tercio y llegó la hora fatal, y mi buen Rafaelillo tomó los trastos. No he visto nunca mayor habilidad que la de aquel muchacho, para ir precisamente por donde no iba el toro. Y así pasaron cinco minutos, y el público comenzó a impacientarse, y pasaron otros cinco, y el respetable traspasó los límites de la paciencia.  Entonces el señor presidente llamó al diestro, y en tono de reproche le preguntó: 

—¿Pero es que no quiere usted matar al bicho? 

—No, señor, —respondióle secamente el muchacho.

 —¡Pues irá usted a la cárcel! —gritóle el U . S. 

—Pues como U . S. ordene —contestó el mozo. Y , en efecto, momentos después y ante la rechifla general del indignado concurso, el hijo del señor Fernando ingresaba en la cárcel vestido de torero...

Han pasado algunos años y ha sido larga la ausencia de este diestro en Zaragoza. Sin embargo, los aficionados de por allá no han perdonado todavía a este diestro la amarga decepción de aquella que, por entonces, fue su última corrida de novillero.

Gallito es el vivo retrato de su padre, algo más esbelto en la figura y algo más artístico en muchos de sus detalles de torero. Por lo demás es el mismo, con todos sus aciertos y con todas sus desigualdades, y como su padre seguirá toreando hasta que se rinda al peso de los años o al golpe de los infortunios, mimado unas veces y otras censurado agriamente, pero siempre con amigos y admiradores en el bando contrario.

dimecres, 30 d’agost de 2017

LOS NIÑOS SEVILLANOS EN BILBAO

José descabellando al segundo.
(Foto: Respetable Público)
La revista 'Toreros' de 23 de abril de 1911, publica una crónica firmada por Azul y Plata de la actuación en Bilbao de la Cuadrilla de Niños Sevillanos.

Hoy nos obsequió la empresa de Vista Alegre, con una novillada, actuando en ella los niños sevillanos y siendo los aspirantes de bueyes, que se corrieron, de la vacada de Amador García, estando además los becerretes escasísimos de carnes hasta el extremo de que al corrido en tercer lugar los rehileteros pasaron las moras para conseguir poner dos palitos de las calientes, pues de seis pares que intentaron ponerlos, consiguieron adornarle con un palito por barba, dada la finura del morrillo. Con ganado de estas condiciones no hay lucimiento posible, aunque los chicos pusieron todos sus buenos deseos por agradar a la concurrencia que era grande, pues el sol, se llenó antes de la hora, y en la sombra sólo se veían algunos claros. ¡Señores, qué becerros!... Mejor es guardar silencio por esta vez...

Limeño, demostró que es un torerito apañado, muleteando al primero con sosiego, queriendo adornarse al rematar algún mantazo, sin conseguirlo y entrando como un hombrecito, colocó media archisuperiorisima en las agujas que hizo innecesaria la puntilla, premiándole la labor el público con una gran ovación y concediéndosele la oreja. Al tercer toro lo pasó de muleta algo intranquilo y como no le salieran limpios dos pases de molinete, quiso desquitarse con un buen pase rodilla en tierra, para dos pinchazos y una chalequera. En el último, después de artística preparación, colocó un par de las cortas y dos reglamentarios, tumbándole después de un trasteo sin taparle lo debido la cabeza
con una entera que se aplaudió.

Gallito, ¡vaya un niño! Hizo cosas bonitas con la percalina, y con la muleta estuvo superior, acabando algunos pases como consumado maestro, al primero sin aguantar lo debido, le despachó de una baja. A su segundo, colocó un monumental par al cambio, de las cortas, que le valió una ovación, y después de un trasteo inteligente, le arreó una superior aunque torciéndose desde largo, que le valió una ovación y la oreja. Al que cerró plaza, como se aproximaba la hora de tomar el tren (por torear el
lunes en Salamanca), estaba de prisa y soltó una malísima que también el cónclave aplaudió indebidamente. 

Mi aplauso al hermano de Limeño, que es un peón infatigable y superior rehiletero, y de los demás, cero... El servicio de caballos, infame; y la presidencia, buena, gracias.

diumenge, 27 d’agost de 2017

RAFAEL EN LA SEGUNDA DE LA FERIA DE ABRIL DE 1910

El Gallo entrando a matar a su primero.
(Foto: Barrera)
La segunda corrida de la Feria de Abril de 1910, celebrada el lunes 18, juntó en La Maestranza a Quinito, Gallito y Bienvenida. La revista 'Los Toros' de 20 de abril, publicaba en su número 50 la crónica del festejo:

Aunque no un lleno absoluto, había en la plaza una buena entrada para ver la segunda de feria con toros de Moreno Santamaría. Al primer . tapón, fuego. El toro primero de Moreno Santamaría no pasó de tomar tres varas sin voluntad, y empezó la fiesta con cohetes. Un par y dos medios le pusieron los encargados de tal misión, y Quinito muleteó con brevedad, para dar tres pinchazos sin querer entregarse y media estocada caída.

Berrendo en negro, grande, de muchas carnes y corto de.pitones fue el segundo, al que Gallito dio una verónica, superior y otra regular. Tuvo poder la fiera para tomar cuatro varas por otras tantas caídas y una jaca difunta. Fernando Gómez y Pinturas clavaron cuatro pares, y a la salida del último, el segundo de los dos citados banderilleros cayó ante la cara de la res sin que ésta le recogiera. Gallito produjo gran entusiasmo al torear de muleta, sobresaliendo dos o tres pases inmejorables. Dio una estocada corta atravesada y otra buena, acertando con el descabello a la tercera. (Ovación.)

El tercero, también berrendo, fue corto de pitones y de muy poco respeto. Bienvenida veroniqueó sin lucimiento, y el toro se le fue y tomó las tablas después del tercer lance. Tomó el de Moreno cinco varas, derribó tres veces y dejó exánimes dos potros. Bienvenida, que había sido muy aplaudido en quites, cogió los palos y colocó un par, muy bueno, al cuarteo. El hermano del espada y Alvaradito completaron el tercio regularmente. No estaba el toro condiciones de lucirse, y Bienvenida no hizo nada plausible, Toreó con desconfianza y entró bien con un pinchazo bueno. Más faena y media atravesada, dos pinchazos, otra media y un descabello. (Pitos.)

El cuarto, que, por variar, era también berrendo, tomó cinco puyazos y ocasionó dos tumbos. Quinito cogió los palos y cambió un par bueno, que se le aplaudió. Recalcao y Finito colocaron otros dos pares. Joaquín Navarro salió a matar y toreó con poco lucimiento y bastante falta de decisión. Al dar el primer pinchazo salió trompicado, sin graves consecuencias. Dos pinchazos, dos puñaladas, otra estocada alargando el brazo y cae el toro. (Bronca.)

El quinto era negro, pequeño, sacudido de carnes, con muy poca representación. Tomó cinco varas sin ocasionar daños a caballos ni a caballeros, y al cambiarse el tercio cogió Gallito los palos. Con las banderillas cruzadas entró y clavó un par caído. Luego entró de frente y dejó uno colosal, que le valió ovación y música. Fernando cerró con un par regular. Rafael brindó la muerte de este toro a María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza, y empezó con dos pases monumentales con los pies quietos, que produjeron gran entusiasmo. Continuó con derroche de alegría, elegancia e inteligencia, coreado con oles por la mayoría del público, que obligó a la música a cooperar a la manifestación de entusiasmo. La primera vez que entró se pasó sin herir por quedarse el toro. Luego dio un pinchazo, saliendo rebotado y con un porrazo en el pecho. Más pases y media estocada tendida. Tira la puntilla sin acertar, y descabelló con el estoque al tercer intento. (Gran ovación.)

Cornialto, astifino y de poca presencia fue el que salió en sexto lugar. Después de unas regulares verónicas de Bienvenida, tomó el de Moreno cinco varas, por dos porrazos y dos caballos muertos, escuchando los espadas muchas palmas en quites. Bienvenida cogió los palos y clavó, al cuarteo, dos pares, muy bueno el primero y regular el segundo, que quedó un poco abierto. Cerró el tercio con un par Alvaradito, y Manuel Mejías toreó de muleta un tanto movido, pero cerca, y acabó con una estocada en lo alto, un poco tendenciosa, que bastó para que doblara el toro. (Muchas palmas.) 

dimecres, 23 d’agost de 2017

¿DEBUT DE GALLITO CHICO EN MADRID?

Cabecera de la revista consultada.
La revista 'Los Toros', en su número 37 aparecido el 20 de enero de 1910 se hacía eco de un rumor sobre la presentación en Madrid de Gallito Chico. Apenas había comenzado su carrera el joven Joselito y ya había quien lo quería hacer debutar en la Villa y Corte. 

Con este breve se desmentía el hecho:

"Parece que el hermano menor de Gallito, de quien tan favorablemente se viene hablando hace tiempo, no toreará por ahora en la plaza madrileña. Si no había de ser con becerros bravos, han hecho bien los que tal decisión hayan aconsejado, y los aficionados madrileños tendremos paciencia hasta que venga de matador de novillos con todas las de la ley, que parece es el propósito. "

diumenge, 20 d’agost de 2017

TRIUNFO DE RAFAEL EN ALGECIRAS

Antigua plaza de toros de Algeciras.
La revista 'Palmas y Pitos' recoge en su número 119 de 28 de junio de 1915 la crónica de la corrida celebrada en Algeciras, primera de Feria, la tarde del 13 de mismo mes, en la que alternan, con astados de Campos Varela, Morenito de Algeciras, Rafael El Gallo y Posada. Firma la misma Castañeta:


La sombra está cubierta y el sol despoblado. Preside el señor alcalde don Emilio Morilla. El ganado bien, presentado en cuanto a cabeza, pero flaco y muy broncos; solo el quinto fue algo más bravo y suave; el sexto manso y fue condenado al tueste.

Moreno lucha con el primer bronco de la tarde, y por añadidura no lo deja entrar a matar; muéstrase el diestro habilidoso, tranquilo y valiente con los avíos de despachar, siendo su labor de mi agrado.

En el cuarto, que lo toreó de capa muy bien, hízole una faena muy buena para meterse valiente, dejando el acero en lo alto, y descabellando en los medios; no se le aplaudió lo merecido. En quites, valiente y activo, y en banderillas, muy aceptable.

¡Oh, el artista censurado! Hoy Rafael ha triunfado. La faena del calvo en el quinto toro, ha de tardar en que los aficionados de este Campo, la volvamos a ver. ¡Qué faena! Toreó, mandó con una elegancia indescriptible; pase de rodilla, trinchera, afarolados, redondo, por alto, de molinete o infinidad de pases improvisados, que solo al calvo por esa elegancia nativa, se le ovacionan; tan colosal, estupenda y monumental faena, fue coronada con una superior estocada en lo alto, para que el Varela pasara a la confitería. ¡Qué mazapán, amigo Cañí!

El mayor de los Gómez no pasó de mediano en su primero. En quites, muy valiente y muy torero; en un par al quinto, estuvo bien.

Posada dio el volapié de la tarde, al tercero lidiado; lo trasteó con el trapo cerca, dejándose caer muy derecho, soltando una colosal estocada, de la que rodó el «bruto» hecho una pelota. (Ovación y oreja.)

Tropezó con un manso de cuidado, que fue el sexto, impropio para lidia; no logrando pasar de muleta, pues ni el toro la tomaba, ni el diestro le obligaba, y de mala forma largó un pinchazo malo; el buey se pone de cuidado y da arrancadas peligrosas. 

dimecres, 16 d’agost de 2017

JOSÉ Y JUAN TOREAN EN VALENCIA EL 22 DE JUNIO DE 1915

Ayudado por alto de Joselito en la corrida.
(Foto: Vidal)
La revista 'Palma y Pitos' recoge en su número 119, de 28 de junio de 1915, la corrida que tuvo lugar en Valencia seis días antes. Este es el juicio que emitió D. Carpio sobre lo sucedido en el ruedo, donde rivalizaron con astados de Camps Varela Joselito y Belmonte.


El solo nombre de Joselito y Belmonte fue lo que llenó por completo la plaza de toros. Esta corrida la esperaba el público de Valencia con verdadero afán, por ver frente a frente a esos dos diestros.
Los toros de Campos Varela no respondieron en bravura ni mucho menos; con la presentación y con la falta de dicho elemento, no es posible que los astros nos deleitaran con las filigranas ejecutadas con
sus capotes. Bien en lances o en quites.

Joselito, en su primero, hay que apuntarle dos lances súper, y el resto soso, pero, en cambio, toreando a su segundo, con la muleta, estuvo colosal. Como movidos por un resorte, todos, sin excepción de pasiones, aclamaban al menor de la dinastía Gallista. ¡Qué lástima no hubiera tenido por final una
buena estocada! No, señor; cuatro veces entró a matar, una con alivio y las otras sin pasar, pues a causa de lo mucho que lo sobó, el toro se quedó aplomado, y terminó con un certero descabello. De verdadera inteligencia fue la faena del quinto toro y estuvo algo mejor al entrar a matar.
A este toro le puso un buen par de banderillas a petición del público.

Belmonte, superior matando a su primero y al último de la corrida. De triunfo colosal puede calificarse su trabajo. Toreó superior; entrando por derecho, enterró todo el acero en lo alto del morrillo. El delirio de palmas y la oreja. Esto lo repitió en el último de la tarde, que le brindó al ex empresario don Manuel Carballeda. La faena fue colosal, estupenda y cortó dos orejas. Toreando con el capote no pudo hacer mucho. Hay que ver que el ganado dejó mucho que desear. De no haber trabajado estos dos toreros, estoy seguro que algunos de los toros no hubieran pasado sin fuego.

Actuaba de sobresaliente el novillero Petreño, que hizo algún quite muy bueno y puso dos pares de banderillas, cedidos por Joselito, y al último, entregado por Juan, colocó un colosal par al cambio. Grandes Ovaciones y felicitaciones de los matadores.

diumenge, 13 d’agost de 2017

POR ALGO TE LLAMAS GALLITO

Imagen del folleto que ilustra el soneto.
En el folleto publicado en 1939 para glosar la figura de Rafael Ortega Gómez, 'Gallito, de cuya existencia dimos fe en una entrada de este blog, aparece el siguiente poema sin autor:

Por algo te llamas Gallito


Tienes de Joselito la grandeza,
de Fernando, la gracia y la finura
y al mirar en el ruedo tu figura
rememoras del 'Calvo' la majeza.

Luces del gran José la filigrana
de su arte puro, más modernizado;
e igual que a Rafael te han aclamado
al jugar tu muleta soberana.

Tuyo es el lancear, lento, templado,
con tal arte y valor, que entusiasmado
grita el espectador...¡Viva Gallito!

Y al hacer del aplauso una corona
rinden un homenaje en tu persona
a Rafael... a Fernando y Joselito.

dimecres, 9 d’agost de 2017

CON UN TRAJE DE GRANA Y ORO

Portada de la obra.
El Aula de Cultura La Venencia de Santander publicó en 2010 'Con un traje de grana y oro', libro conmemorativo del estreno del pasodoble 'Pobre Joselito', composición musical de J. Taboada Steger y letra de Pedro Muñoz-Seca. La obra apareció en el 90 aniversario de la desaparición del Genio de Gelves y en ella colaboraron el Ayuntamiento y el Club Taurino de Talavera. 

La obra, de solo 88 páginas, está prologada por Jaime Olmedo Ramos, de la Real Academia de la Historia, y en sus quince capítulos recoge diversos aspectos de la figura del diestro y de la localidad donde encontró la muerte. Así, Carmen Sánchez Jara, directora de 'La Tribuna de Talavera', firma el artículo 'Talavera, tierra de toros' y el historiador Ángel Monterrubio Pérez repasa cómo era la vida en la ciudad toledana en los años veinte del siglo pasado. De Joselito se encarga especialmente José Luis Ramón, director de '6 Toros 6' o Víctor Manuel Fernández. 

Al homenaje se quisieron sumar los bisnietos de la Viuda de Ortega, Paloma y Ernesto Ortega Alcaraz, con una breve reseña de lo que fue la ganadería. También hay artículos loando las figuras de los autores del pasodoble en cuestión. 

diumenge, 6 d’agost de 2017

UN GALLO TRIUNFADOR EN LA INAUGURACIÓN DE LA TEMPORADA DE 1880

Javier Vellón

José Gómez García, primer diestro en utilizar el apelativo familiar de ‘Gallo’, hermano del patriarca y, por tanto, tío de José y de Rafael, logró un gran reconocimiento como banderillero a las órdenes de Rafael Molina ‘Lagartijo’.

Precisamente a las órdenes del cordobés hizo el paseíllo el 31 de marzo de 1880 en la corrida inaugural de la temporada madrileña. ‘Currito’, ‘Frascuelo’ e Hipólito Sánchez, que mató el 7º, completaban el cartel. Los toros lucían la divisa de Murube.

La jornada no fue lucida. Lo más destacado de la tarde lo firmó José Gómez. Oyó una gran ovación tras banderillear, en compañía de Juan Molina, al 1º, ‘Rabicano’, negro bragado. Se jugó la vida en el 4º, ‘Pandereto’, negro girón y bragado, manso y muy peligroso, condenado a banderillas de fuego. Junto a su compañero Juan Molina fue invitado a banderillear al 7º, ‘Finito’, retinto, con el que redondeó su gran tarde.

dimecres, 2 d’agost de 2017

'GALLITO CHICO' SEGÚN LA ASOCIACIÓN MUSICAL TALENSE

La Asociación Musical Talense ofreció el domingo 30 de julio de 2017 el tradicional concierto de verano en la plaza mayor de la localidad de Tales (Castellón). La primera interpretación fue 'Gallito Chico' de Mariano San Miguel, cuyos arreglos firma Francisco Marco Ramos, director de la banda. 

Cabe recordar que esta pieza ha merecido dos entradas en este blog: la dedicada al pasacalle y la correspondiente a la interpretación de la banda de la plaza de toros de Las Ventas

El vídeo es obra de Juan Enrique Torralba:




diumenge, 30 de juliol de 2017

PROGRAMA DE MANO DE LA CORRIDA DEL 10 DE JULIO DE 1094 EN CASTELLÓN


 Javier Vellón
El 10 de julio de 1904 se celebró una corrida de toros en Castellón. Rafael Gómez Gallo alternó con Luis Mazzantini y con Manuel Jiménez Chicuelo, en la lidia de toros de Ripamilán.
En la prensa de la época se valoró así la actuación de Eafael: Gallito es el torero de siempre, elegante, escultural, que con su lucida faena acrecienta todos los años las grandes simpatías que tiene en esta tierra.


dimecres, 26 de juliol de 2017

FERNANDO GÓMEZ ‘GALLO’ EN LA PRESENTACIÓN DE ‘ESPARTERO’ EN BARCELONA

Javier Vellón

El domingo 5 de septiembre de 1886 se presentó en Barcelona Manuel García ‘Espartero’ en un mano a mano con Fernando Gómez ‘Gallo’. A continuación, la crónica de La Vanguardia de dicho festejo.

Con una tarde propia de la tierra africana por el insoportable calor que se dejaba sentir, sa verificó ayer la corrida extraordinaria anunciada para que hiciera su presentación en esta plaza el novel diestro Manuel García (a) Espartero.

 A las cuatro en punto aparecieron en el redondel las cuadrillas, á cuyo frente marchaban Fernando Gómez (a) Gallito y Manuel García (a) Espartero. Lucía ei primero precioso terno rosa y plata, y el segundo el mismo metal y celeste.

Hechos los preliminares de costumbre se presentó el primer Espoz y Mina, que, como á sus hermanos, se olvidaron bautizarle, pues no rezaba su nombre en parte alguna. Era rojo encendido, bien puesto y muy blando; aguantó de los de tanda cinco caricias á cambio de dos aleluyas, que dejó tendidas como recuerdo. Lo parearon Salerí y Morenito con tres ai cuarteo y uno á la media vuelta. Hecha la señal por el señor presidente para cambiar la suerte, el Gallo, después del brindis de costumbre, se dirigió al bicho y lo despachó de dos estocadas á volapié y un intento de descabello, El puntillero lo remató á la tercera.

De igual pelaje que el anterior era el segundo; se presentó boyante y entró en relaciones eon los piqueros seis veces; mató tres sardinas; el Gallo, en un quite, se enredó con el capote, cayó y poco faltó para que hubiera un desavío.

Después de banderilleado pasó á manos de García, que con confianza y en un palmo de terreno, lo trasteó con dos naturales y dos de pecho, para arrancarse al volapié, resultando una estocada un poquito ladeada, pero que bastó para despachar al toro. Le cedieron la oreja á petición del público.
Salió el tercero. Artau, que se presentó formando parte da la cuadrilla, dio el salto de la eternidad (palmas). El toro se lió con los de á caballo, propinándoles soberbios tumbos, despachando cinco pura sangres: en la tercera vara cayó al. descubierto Fuentes; toda la cuadrilla acudió al quite: Espartero coleó al bicho. Regaterín y Morenito le adornaron el morrillo; el primero con uno al cuarteo superior y medio á la media vuelta, y e! segundo con uno al cuarteo, saliendo por el lado izquierdo. El Gallo era el encargado de dar pasaporte al retinto y lo verificó con una perpendicular entrando bien y dos intentos de descabello.

Colorado claro, cornigacho, ojo de perdiz era el cuarto, que fue un buen toro. Salerí dio con precisión el salto de la garrocha; tomó nueve varas; tumbó cinco veces á los de a caballo y mató seis pencos.
El Gallo sufre un gran costalazo por habérsele colocado un caballo en los medios; quedó algunos momentos sin sentido, pero no queriendo retirarse á la enfermería. Con cuatro pares de zarcillos, pasó á manos de Espartero, que después de un lucido trasteo se tiró con una magnífica al volapié, de la que murió el bicho.

Retinto, cornialto y rabón, era el quinto; se presentó bravo y duro; mató cinco caballos, pasando enseguida al segundo tercio; los de tanda le colgaron dos pares y medio. El Gallo cogió los trastos y se dirigió al toro al que entró una estocada atravesada, que iba precedida de nueve buenos pases. El bicho á los pocos momentos midió la arena.

El sexto era negro, albardao y bien armado, pero blando como la manteca; como era voluntarioso, aguantó doce varas y enagenó dos espátulas que poco antes corrían por el redondel. Después de banderilleado, el Espartero lo pasó tres veces y se arrancó con una hasta la mano que deshizo al Carriquiri. Palmas y la oreja.

El toro de gracia era de Fernández Heredia y llevó fuego.

diumenge, 23 de juliol de 2017

POEMA A LA MUERTE DE JOSELITO

Javier Vellón

En el número 308 de la revista El Ruedo, de 18 de mayo de 1950, se publicó el siguiente poema dedicado a la muerte de Joselito. Su autor, Antonio Milla Ruiz, poeta sevillano, afincado en Jerez, muy amigo de Gerardo Diego, quien lo definió como “poeta de una luminosidad y centelleo muy meridionales”.

‘Serán cenizas, mas tendrán sentido’
Quevedo

De Hispalis eres polvo allá en tu fosa,
pero polvo de estilo inolvidado:
el del ritmo en colores de la rosa
sobre el aire tendido y desdoblado.
¡Ceniza de clavel ardida y pura
que en sus recintos Hispalis clausura!

|Sí, qué viril tu sangre sobre el ruedo
tras del envite de la fiera airada,
y qué redondo, en vilo, todo el miedo
que produjo el albur de la cornada;
toda la sangré roja de tu hombría
desgajada y clamando en elegía!

Mas ni aleve y violenta la embestida
que a tu cuerpo la fiera le lanzara,
ni la gente, de duelo conmovida,
memoria de pesar dejó tan clara
como mirarle el vuelo a raíz cortado
a tu gracia de artista apasionado.

¡Oh!, alejadme la tarde en que, violeta
de anémona espectral, cada minuto
traía una onda frágil y secreta,
un hálito de inerme pulso y luto:
¡Ya ni a pechos ni a pétalos servía
la atmósfera injertada en agonía!

De oro y coral tus hados, desde el cielo
llegando en el crepúsculo a la estancia,
del agónico lecho, toda hielo,
levaron por las brisas tu elegancia;
la que fue ante el testuz arrebatado
helenismo de raso inusitado...

Y ya como un dios ciego en mármol frío
al que la gloria abraza enamorada,
por la altura de intenso escalofrío
se animó todo el brillo de tu espada,
a tu cuerpo yacente, fulgurante,
rindiéndose en destellos de diamante.

Cuando la muerte fiel dejó esculpido,
en relámpago y fintas derramado,
tu nombre sobre el éter conmovido,
de magia el sur quedóse empavesado
y toreros fantasmas, espectrales,
lo cruzaron de verde y alamares.

De Gerión los toros sorprendía
la noche, a negros monstruos e hipocampos,
conturbando a una vieja Andalucía
la esencia de sus barrios y sus campos:
(la que en cristal recoge el fiel copero,
ángel esbelto y grácil del torero.)

Cretense sombra de marfil el toro,
¡egeo de Knosos, mágico se exhala,
reclinando el testuz que fue de oro
de tu capa de lujo bajo el ala:
Los dioses y milagros del toreo
a tu muerte se alzaron en trofeo!

Porque diste unidades de escultura,
vivaz la capa y dúctil en la suerte,
al grupo de la fiera y tu figura,
arquero de la gloria o de la muerte...
¡Ay, tu estampa de gracia inverosímil
no ha dejado memoria sin facsímil!

Estratega que a envites te ofrecías
con esgrimas de sedas irisadas,
la brisa de verónicas que abrías
musicalmente clásicas y aladas...
de color y de espuma era un convite
y un brindis al desnudo de Anfitrite.

¡Te lloraban las horas de Sevilla,
el jazmín y la murta te lloraban,
la mañana olorosa y amarilla,
las niñas de dolor... que enamoraban!...
¡Artista la ciudad, a pétrea rosa
ha de alzar tu muleta primorosa!

dimecres, 19 de juliol de 2017

DIEGO RAMOS HOMENAJEA A LOS GALLO


Javier Vellón
Diego Ramos (Cali 1976), pintor colombiano afincado en España es, sin duda, uno de los mejores artistas vinculados con la tauromaquia de la actualidad. Ha expuesto en las principales salas de Sevilla, Valencia, Pamplona, Madrid, México y fue el autor del cartel de las corridas de Beneficencia de Madrid en 2002 y en 2007, y del de San Fermín de 2012.
En esta serie homenajea a Joselito y a Rafael.


































diumenge, 16 de juliol de 2017

OTRA DE JOSELITO A COLOR


Con motivo del 97 aniversario de la muerte de Joselito en Talavera, el sitio de facebook La historia, a color, publicaba la instantánea que reproducimos, obra del fotógrafo almeriense Diego Calvache.


En la dedicatoria se puede leer

"Al notable escritor D Prudencio Iglesias Hermida le dedico este pequeño recuerdo. Su [...] y amigo
José Gómez Gallito

Madrid 5-7-1917"

dimecres, 12 de juliol de 2017

RAFAEL RECUERDA A JOSELITO

Joselito y Rafael junto a Belmonte.

Rafael Gallo concedió en 1945 una entrevista Francisco Montero Galvache, publicada en El Ruedo, en la que recuerda a su hermano muerto en el 25 aniversario de su muerte.

—Es difícil hablar de Jóse. Mi hermano era –como se dice- cabá y completo. Por encima de su categoría artística de torero excepcional, está su «categoría de hombre». José era... como las del arcange San Gabrié. Tenía una .gracia serena y fina. Tenía un conocimiento de su vocación que nadie superó jamás. Y nos adoraba a todos.

[….]

—Le digo que nos adoraba, porque José fue un hijo y un hermano como ha habido pocos. Ya desde niño lo era ¡Si lo hubiera Usted visto con su blusa de marinero por las calles de Cádiz, cuando iba a mis corrías! Ya era serio, pensador, inteligente; me miraba con mucha seriedad dándose cuenta ya de que este oficio de toreá es una cosa mu seria. Y después vivió para eso. Le dolían las injusticias, las:ingratitudes. Pero estaba siempre sereno y .tenía mucha dignidad, mucha.

[… ]

Los hermanos Gómez Ortega.
—Mire usted, un día toreamos juntos en Valencia. Yo había estao malamente en la corría anterior, y el público, al hacer el paseíllo con José, empezó a gritarme. Mucho; ¿sabe usted? Lo mío siempre fue mucho. Las broncas y los delirios. Pero vamos a dejar esto. En mi primer toro no me dejaron hacer na. Arreció la bronca. Yo salí como pude. Pero aquí viene lo bueno. Salió el toro de José. Y cuando cogió la espá y la muleta, se fue delante del tendido donde me gritaban con más fuerza y me llamó. Yo —figúrese Usted—- me fui a su encuentro con mucho miedo. Y el públic, extrañado, dejó la bronca para oír el brindis. Y me dijo mu serio y con mucho cariño: «Brindo este toro por el torero más grande  que ha habío y qué habrá nunca.»