dimecres, 25 de novembre de 2020

MÁS DATOS SOBRE LA PRIMERA BECERRADA TOREADA POR JOSELITO

Limeño y Gallito, incipientes toreros.
Seguimos con el espectáculo de la entrada anterior: la becerrada que sirvió de presentación a Joselito, Gallito III por entonces, ante la afición jerezana. 

 El periódico ‘El Guadalete’ insertó el martes 20 de abril, bajo el epígrafe de ‘Fiestas taurinas’, la siguiente nota:

“Las dos fiestas anunciadas para ayer, fueron celebradas en nuestro circo taurino a las horas previamente fijadas en los programas anunciadores. 
La de la mañana tuvo lugar presidida por el Jefe de la guardia municipal, con escaso público y poco lucimiento.
La de la tarde, que presidieron las lindar niñas Carmencita Aladro, Catalina Martínez, Manolita Neupaver, Angelita Jiménez Pérez, Carmencita Andújar, Angelita Aparicio y Anita María Fernández, las cuales lucían mantones de Manila, se verificó también a la hora anunciada y con regular entrada. 
Los Niños Sevillanos trabajaron hasta donde sus escasas fuerzas alcanzaron; son efectivamente unos niños, y es por lo tanto imposible pretender exigirles más de lo que hicieron. 
El cuarto y sexto toro, fueron brindados por los diestros respectivos, a los señores D. Arturo Williams y Marqués de Casa Domecq, quienes obsequiaron a los espadas con dos espléndidos regalos”.

Tras una separación y, por lo que se intuye, redactado por otra persona que omite su nombre, aparece la siguiente apreciación:

“El espectáculo de unos niños de 13 o 14 años trabajando para divertir al público, y exponiendo sus vidas explotados por personas mayores, no puede ser agradable a ninguna persona de sentimientos delicados y humanitarios; así es que creemos que estas empresas deben prohibirse en absoluto, es más, creemos que el caso cae dentro de la Ley de Protección a la Infancia, no explicándonos cómo se permite su funcionamiento”.

dimecres, 18 de novembre de 2020

JOSELITO EN UN CARTEL DE PROMOCIÓN DE LOS NUEVOS VALORES

La quinta edición del certamen Promesas de Nuestra Tierra ha tenido este 2020 a Joselito como protagonista absoluto de su cartel anunciador. El ciclo de novilladas sin caballos que organiza el matador de toros Manuel Amador y retransmite la televisión autonómica de Castilla-La Mancha ha dedicado su particular homenaje a un diestro que sintió la vocación desde muy joven.

El diseño presenta la figura de un Joselito niño rematando una larga cordobesa en un estudio fotográfico. El capote a la espalda y esa mirada que se pierde en un hipotético toro le dan a la imagen una seriedad impropia de la decena de años que aparenta José. 

En el vértice superior izquierdo se lee: "Joselito 'El Gallo' cien años de gloria", conmemorando el centenario de su desaparición.

diumenge, 15 de novembre de 2020

RAFAEL ORTEGA 'GALLITO' TRIUNFA EN LA MAESTRANZA

Portada del folleteo referido. (Colección: Manuel J. Pons)
De Rafael Ortega Gómez 'Gallito' se publicó en 1939 un cuidado folleto publicitario en el que se recogían encomiable elogios de significados aficionados que se habían fijado en su  acusada personalidad. Además la obra contenía algunas crónicas. 

Una de ellas es la que reproducimos a continuación. Fue publicada, sin firma, en el periódico ABC el 18 de septiembre de 1938 y el cartel lo completaban novillos de Juan Belmonte y Manolete y Manolo Martín Vázquez como compañero de este Gallito que tantas ilusiones despertó:

EL BOTE DE TITO RAFAEL


En el Arenal de Sevilla ha aparecido un torero. Lo es de raza y de sangre, por la inspiración y la gracia. Trae en sus manos juveniles, y se dispone a llenarlo de nueva embriagadora esencia, aquel bote maravilloso cuyo penetrante aroma prodigó, hasta agotarlo, en el decurso de un tercio de siglo de liberal derroche de gitanería genial, su tío Rafael Gómez (el Gallo).
Cuando el arte sin parangón del lidiador viejo y glorioso comenzaba, por obra de los pícaros años y el destierro doloroso, a convertirse en recuerdo, he aquí cómo en este jovencillo nieto de Fernando y Gabriela se anuda con el pasado inolvidable en una realidad nueva, remozada y triunfal.
Rafael venció el domingo en buena lid. Breve y dominador, con cuatro eficacísimos pases con la derecha se hizo del primer novillo que, harto revoltoso, empujaba mucho. Muy pocos muletazos más, cerca y torero, y en seguida media estocada arriba, que bastó.
El kikirikí mañanero –en el alba de una fama nueva- vibró como un clarinazo rotundo en la lidia del cuarto bicho. Muy pocas veces habíamos visto verónicas tan hermosas como aquellas tres o cuatro que, adelantando la pierna, bajando los brazos ponderadamente y mandando en el toro durante el lance entero, engarzó Rafaelito, en cuyo estilo se fundían la gracia del Gallo, el temple de Gitanillo, la soberanía de Cagancho.
Después –ya en marcha una lidia en la cual se desvivió por evitar los capotazos superfluos- un admirable quite por garbosísimas gaoneras, hizo que la primera ovación reprodujese con nuevo estruendo sus clamores. Se vino abajo la res; en banderillas tendió a defenderse, y luego buscó el refugio de las tablas. El chaval comenzó la faena con un ayudado magnífico, de cuya calidad no desmerecieron los dos naturales y el alto dados a continuación. Un cambio de muleta por la espalda, lleno de gitanísimo donaire, y otras jugosas filigranas más completaron, siempre entre olés y aplausos, la lucida labor que algún día tendrá la superación soñada. Dos pinchazos y una estocada, siempre por derecho, y un descabello al segundo golpe. El artista recorrió el redondel para recoger una ovación grande. 
En otros instantes de la corrida, como en el bellísimo quite del tercero y alguno más en que su airoso capotillo zigzagueó con galanura y alegría no aprendidas, Rafael Ortega (Gallito) fue el torero nato, de casta, que jamás nos dejaremos arrebatar, porque en él pervive una dinastía que no debe prescribir. A menos que él mismo renuncie a sus derechos…”.

dimecres, 11 de novembre de 2020

LA UBT REEDITA 'JOSELITO EN LIMA'

Portada de la obra.
La Unión de Bibliófilos Taurinos ha reeditado en este 2020 'Joselito en Lima', obra buscadísima por escasa, en la que se recogen las crónicas "de los diarios y revistas" limeños publicadas en la temporada 1919-20.

En el prólogo, Valentín Moreno Gallego, vicepresidente de la entidad editora, refiere  el porqué de la edición facsímil en la que se han respetado los anuncios publicitarios aparecidos en el original. Además, se reproduce una dedicatoria autógrafa para el mismísimo Joselito, al que se presume poseedor del ejemplar que ha servido de base para que los aficionados del siglo XXI podamos leer de primera mano lo que supuso la única excursión profesional del Rey de los Toreros a tierras americanas.

En definitiva, una obra capital que no debe faltar en la biblioteca de todo buen gallista que se precie. 


diumenge, 8 de novembre de 2020

'GALLEANDO' DE RAFAEL ORTEGA 'GALLITO'

 Siete años después de su primera incursión literaria, Rafael Ortega Gómez publica sus memorias bajo el título de 'Galleando'. Esta obra puede considerarse el complemento de 'Mi paso por el toreo' y en ella cuenta, principalmente, su etapa de luces.

También hay capítulos dedicados a dar su particular opinón sobre temas tales como la política en el toreo, las guerrillas, el toro, la prensa o el miedo. En las últimas páginas recopila poemas que en sus años de éxito le dedicaron escritores como Montero Galvache, Rafael Duyos o el mismo Gerardo Diego.

El libro se cierra con opiniones de periodistas como Manolo Liaño o Barquerito a propósito de la intervención del propio Rafael en el programa 'Autorrertrato' que, dirigido por Pablo Lizcano, se emitió en TVE el 10 de febrero de 1985 y al que La Gracia Toreadora le dedicó una entrada el 31 de mayo del presente año. 


Portada de 'Galleando'

dimecres, 4 de novembre de 2020

'MI PASO POR EL TOREO' DE RAFAEL ORTEGA 'GALLITO'

 Rafael Ortega Gómez, conocido artísticamente como 'Gallito', fue el continuador de la saga de toreros teniendo buen ambiente en sus primeros años en la profesión. Ya retirado recopiló sus memorias en dos libros. 

El primero, 'Mi paso por el toreo', fue publicado por la editorial Alce en 1979 y cuenta un buen número de anécdotas y recuerdos de su familia. A través de las 208 páginas el lector revive a sus tíos Rafael, Fernando y José y a toreros con los que aquellos primeros Gallo tuvieron relación como fueron Lagartijo, Guerrita, Fuentes o Machaquito. Con Guerrita y Machaquito llegó a conversar el autor en alguna ocasión.

La figura de Juan Belmonte, y su especial rivalidad con José, ocupa uno de los capítulos más importantes del libro, ilustrado con buen número de fotografías. 

Portada del libro.


diumenge, 1 de novembre de 2020

RAFAEL, A HOMBROS EN MADRID

 La tarde del 30 de junio de 1912 Rafael se acarteló en Madrid con Pastor y Regaterín para despachar un encierro del Duque de Veragua que no alcanzó la gloria. La entrada fue floja pero el mayor de los Gallo cumplió con creces las expectativas creadas, a juicio de la crónica que Don Pepe firma en 'Arte Taurino':

"Hoy por hoy, en el Teatro, en la Prensa, en la Política y en el Toreo, los amos de Madrid y de España son Sainati, el Duende de la Colegiata, Romanones y El Gallo.

¡Y vive Dios que, para lo que es este chico, el día 30, tuvo una tarde completísima! En su primero, el fogueado, con solo cuatro pases, se apoderó del tostón, probando su gran maestría con los bueyes. Un pinchazo y una perpendicular, ambos pescueceros, bastaron para que Rafael viese doblar al del Duque.

Cabecera de 'Arte Taurino'.


En el cuarto, en aquel todo cuyo arrastre se aplaudió por su bravura y nobleza, se pone a torear Gallito por verónicas, y después de bailar y encorvarse en la mayoría, salió huyendo para la barrera. ¿Y este es el rey de los toreros, a quien un toro noble, del duque, TOREANDO DE CAPA, le hace huir? En los quites a este toro, estuvo como Vicente y Regaterín, fenomenal de bien. Gallito cogió las banderillas, y cambiando los terrenos infinidad de veces, mete un par superior. (Ovación). Con los trastos de matar en la mano, hizo una faena muy elegante y efectista, pero toda con la mano derecha, menos un natural muy bailado, y haciendo cambios de mano y zarandajas por el estilo, cuando han pasado los cuernos. Todo eso es muy bonito, pero no para armar una revolución, como la del 69, caballeros. El matador metió un gran pinchazo, y una pescuecera y tendenciosa, yéndose. (Gran ovación). Al final de la corrida, salió Gallito en hombros de sus admiradores".