dimecres, 20 de setembre de 2017

EL GALLO VIAJERO

Cabecera del diario.
'El Correo de Cádiz' publicó el 12 de agosto de 1912 un curioso breve dando cuenta de los viajeros que habían partido de la ciudad. Así, "en el expreso  marcharon a Cabuérniga (Santander), los Sres. de Mier y Terán (D. José). A Jerez, D José García de Cossío, D. Ramón Saiz de Bustamante y D. Joaquín Pérez Lila. A Madrid, D. Rafel Adame, don José R. de Saavedra y D. Juan Solari. Al Puerto de Satna María; D. José Pereztevar. A Sevilla, Rafael Gómez (Gallo).

diumenge, 17 de setembre de 2017

PLANES PARA EL FINAL DE LA CUADRILLA DE NIÑOS SEVILLANOS

Limeño y Gallito en sus inicios.
Los Niños Sevillanos, pareja formada por José Gárate 'Limeño' y José Gómez 'Gallito Chico', afrontaban en agosto de 1912 la última etapa de su formación como novilleros. La prensa de aquellos días publicó las intenciones de sus apoderados hasta el día de la alternativa, prevista para el 15 de septiembre en Madrid. Por diferentes causas el salto de escalafón hubo de esperar unos días.

Así, las contrataciones que tenían eran las siguientes:

10 de agosto.- Nocturna en Huelva
11, 12 y 14 de agosto.- Sevilla
15 agosto.- Cádiz
18 agosto.- Málaga
21 agosto.- Antequera
23 agosto.- Sanlúcar de Barrameda
25 agosto.- Huelva
26 agosto.- Calañas
29 agosto.- Linares
30 agosto.- Constantina

1 septiembre.- Bilbao
3 septiembre.- Valdepeñas
5 y 6 septiembre.- Cuenca
8 septiembre.- Santander
11 y 12 septiembre.- Utiel
13 septiembre.- Valencia
14 septiembre.- Murcia

La alternativa, prevista para el 15 en Madrid, había de dársela a los dos Rafael Gómez 'El Gallo', barajándose las ganaderías de Veragua o Guadalest. Luego, ya por separado, habían de seguir sus carreras. 

Tenían contratadas corridas en Ecija el 21 y 22 de septiembre y en San Miguel, donde finalmente se consumó la alternativa de Gallito quien se había contratado para Cádiz el 1 y 4 de octubre.

dimecres, 13 de setembre de 2017

HA MUERTO MIGUEL LIZÓN

Miguel Lizón.
(Foto: diarioinformacion.com)
El crítico y escritor taurino Miguel Lizón falleció el pasado lunes 11 de septiembre en Alicante a los 83 años de edad. Lizón desarrolló sus labores de análisis de cuanto aconteció en los ruedos en el semanario 'Marcador', el diario 'Informaciones' y el periódico alicantino 'Información', entre otros. 

Saltó a la fama por ganar el concurso radiofónico 'Medio millón', en el que debía contestar preguntas sobre un tema. El maestro alicantino, que por entonces ejercía su labor docente en Petrer, eligió la figura de Joselito 'El Gallo' y se alzó con el premio en la misma plaza de toros de Las Ventas de Madrid el 12 de junio de 1.957. 

Fue coautor junto a Rafael Campos de España  de un trabajo, con dos ediciones distintas, sobre Joselito: 'Vida de Joselito' se tituló uno de ellos y, en el otro, relató las vicisitudes del programa apareciendo como 'Joselito, Los Toros y La Radio, Medio Millón'.


diumenge, 10 de setembre de 2017

RAFAEL EL GALLO EN EL 'ÍNDICE TAURINO'

Rafael.
'Indice taurino : recopilación histórica biográfica, desde los tiempos más remotos hasta nuestros días' fue publicado en 1911 en Madrid por Sucesores de Rivadeneyra. En el libro aparece la siguiente entrada sobre Rafael Gómez 'El Gallo:

El gran "Paquiro" Montes, en su Doctrinal Taurino, y Pedro Romero, en su 'Arte del toreo y colección de reglas para sus discípulos de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla', estiman como la regla más importante, que el matador de toros, en sus faenas de tal, no puede huir ni correr, ni contar con los pies, ni con las manos, y en modo alguno saltar la barrera.

El diestro que nos ocupa quizá, y sin quizá, sin darse cuenta, en algunas ocasiones, poseído y dominado por algo inexplicable, que no somos nosotros los que calificamos de miedo, prescinde tan por completo y en absoluto de las máximas de aquellos maestros del arte, con tanto acierto como conocimiento dictadas, que se lanza de cabeza al callejón en ocasiones, de modo tan lastimoso, que apena el ánimo del espectador.

Pero de pronto este diestro vuelve por su honra taurina y, derrochando guapeza, finura y valentía, cambia y reforma lamentables faenas, pone cátedra de arte clásico, y llega hasta donde nadie, nadie, repetimos, ha llegado, y en manera tal son sus faenas, por lo extraordinariamente bellas, elegantes, magníficas (y perdónesenos tantos adjetivos en gracia a la admiración que producen y que compartimos con muchos), que no exageramos si las calificamos de no superadas por ningún otro torero.

Y es que "Gallito" desarrolla en sus buenos días tan clásico arte, que recuerda aquel toreo del elegante maestro que se llamó Cayetano Sauz, y cuando siente el santo de cara se crece de manera tal que puede tutearse con los grandes toreros de la antigüedad, y en aquel momento, o tarde, que tal hace, sólo en aquel momento, o tarde, aureolas boreales cubren la atmósfera e impiden que las otras estrellas luzcan y brillen en todo su esplendor.

Es un improvisador y repentista delante de los toros, ejecutando suertes como las de serpentina con la capa, el quiebro de rodillas con el capote extendido y otras que son de su exclusiva invención, y en los quites es tan extenso y bonito su repertorio, que nadie puede competir con él en este momento.

Con las banderillas resulta elegante y fino en sumo grado, siendo su especialidad el entrar a ponerlas cambiando los terrenos, y en algunas ocasiones llevando las dos banderillas juntas, formando un trapecio, suerte que resulta lucida en sumo grado.

Hijo mayor del incomparable torero Femando Gómez, "Gallito", nació en Madrid el 17 de Julio de 1882, afirmando unos que fue en la plaza de Matute y otros en la calle de la Greda, aceptando, por las investigaciones practicadas, que éstos están más en lo cierto; siendo apadrinado, al bautizarse en la parroquia de San Sebastián de esta corte, por el íntimo amigo de su padre y empresario de la Plaza de Madrid en aquel tiempo, D. Rafael Menéndez de la Vega, y aunque por mucho tiempo se ha venido escribiendo que su padrino fue el diestro "Guerrita", lo cierto es lo afirmado anteriormente, debiéndose dicha investigación a las gestiones del Sr. Serrano García Vao, que fue quien, para obtener la verdad, obtuvo de la parroquia de San Sebastián la partida de bautismo de Rafael.

Comenzó a torear desde muy joven, observando y practicando lo que veía ejecutar a su padre y toreros de aquel tiempo hasta el punto de que el autor de sus días no se ocultaba de decir, sin que la pasión le cegase, que su hijo Rafael sería mucho mejor torero que él. En unión de "Algabeñito", ambos como espadas, toreó cuando sólo tenía diez y siete años, y eran tales los éxitos que de él se contaban, que fue contratado para torear en la Plaza de Madrid el 15 de Mayo de 1899, causando una sorpresa extraordinaria el brillante trabajo que ejecutó en sus toros.

De Emilio Torres, "Bombita", recibió la altemativa en la plaza sevillana, el 28 de Septiembre de 1902, no pudiéndola confirmar en la de Madrid, por más gestiones que hizo cerca de la Empresa, hasta la tarde del 29 de Marzo de 1904, cediéndole el primer toro "Lagartijo", que pertenecía al Duque de Veragua, con el que ejecutó una faena de muleta tan magnífica por lo artística, que cuantos elogios se hagan resultarían pálidos ante la realidad, teniendo al público coreándosela con "¡olés!", pero al tirarse a matar lo hizo desde largo y con una estocada baja.

Los toros le han tratado con bastante consideración, porque cuantas veces le han tocado, o no le han causado daño, o la cosa se ha limitado a ligeras contusiones, suerte que muy de veras deseamos que continúe siempre.

Desde la fecha de su alternativa, ha tomado parte en 207 corridas, habiendo dado muerte a unos 476 toros, y dado la alternativa en la Plaza de Madrid, en el presente año, en la corrida 15ª de abono, celebrada el 25 de Septiembre, a José Morales, "Ostioncito".

Ha hecho varios viajes para torear en la Plaza de Méjico, en donde tiene un excelente cartel, y aunque en el presente año ha recibido proposiciones para volver, no ha querido aceptarlas.

En la temporada que acaba de terminar, la campaña realizada por este diestro ha sido muy buena, en general, en las 60 corridas que ha toreado, siendo la mejor y más completa de su vida torera, dejando un agradable recuerdo entre los aficionados madrileños por la forma en que ha toreado, especialmente en las dos últimas corridas de la temporada, en la que ha recibido grandes y merecidas ovaciones, y confiando muchos en que en la temporada próxima los éxitos han de ir en aumento.

dimecres, 6 de setembre de 2017

EL SEÑOR FERNANDO EL GALLO EN LA INAUGURACIÓN DE LA TEMPORADA MADRILEÑA

Coso madrileño.
Fernando Gómez 'El Gallo' participó durante cuatro años consecutivos, de 1882 a 1885, en la inauguración de la temporada en la plaza de toros de Madrid. Estas son las combinaciones en las que se acarteló:

9 de abril de 1882. Toros de don Manuel Bañuelos. Espadas: Rafael Molina 'Lagartijo', José Sánchez del Campo 'Cara-Ancha' y Fernando Gómez 'Gallito'-

29 de abril de 1883.- El festejo fue aplazado a ese día por la lluvia caída el 25 del mismo mes. Seis toros de don Vicente Martínez. Espadas: Rafael Molina 'Lagartijo', Francisco Arjona Reyes 'Currito' y Fernando Gómez 'Gallito'.

14 de abril de 1884.- Corrida suspendida por lluvia la tarde anterior. Seis toros de don Manuel Bañuelos. Espadas: Rafael Molina 'Lagartijo', Francisco Arjona Reyes 'Currito' y Fernando Gómez 'Gallito'.

5 de abril de 1885. Seis toros de don Antonio Hernández. Espadas: Rafael Molina 'Lagartijo', Salvador Sánchez 'Frascuelo' y Femando Gómez 'Gallito'.

diumenge, 3 de setembre de 2017

RAFAEL EN EL ÁLBUM DE 'EL ECO TAURINO DE 1912'

L. Moya de Arpí firmó los artículos aparecidos en el álbum de 'El Eco Taurino' sobre los diestros más destacados en 1912. Estas son las palabras que dedica a glosar la figura de Rafael Gómez 'Gallito':


Enrique Moreno fue un buen aficionado de su época y un practicón en estos menesteres de empresas y apodamientos. Frascuelista hasta la médula, pero el mejor amigo de Fernando Gómez y el más acérrimo defensor que tenía Lagartijo en el bando contrario. Una tarde en el café de Europa, de Zaragoza., me presentó al maestro Gallo. Estaba ya el señor Fernando en el ocaso de su vida torera, que fue su vida toda, pero aún conservaba los rasgos que daban a su fisonomía un aire agitanado y atrayente. Algo chaparro, con el belfo inferior caído y la mirada un si no es lastimosa y plañidera . Al día siguiente toreaba en Tudela, de Navarra, una de sus última s corridas, quizás la última! Y bien se portó el veterano con el primer pavo de Zapata que le tocó en suerte: un toro muy largo y muy descarado de pitones. Pocos pases seguidos con la mano izquierda, y sobre el mismo terreno a matar con habilidad. Media estocada delanterilla hasta donde alcanzaba el brazo, y a otra cosa. Por la noche, cuando regresábamos a Zaragoza, el maestro venía triste. 

—¡Ya no puedo —nos decía. 

—¡Estoy muy viejo, amigo Enrique!
Gallito en el álbum referido.
(Fotograbado: F. González)

Hombre, ¿por qué no haces algo por mi Rafaelito? E l niño es canela en rama. —Haré lo que pueda — contestóle Moreno. —Descuida. Es cosa mía. Y Enrique Moreno cumplió su palabra. En la primera ocasión lo presentó en Zaragoza en calidad de novillero. Y qué maña se daría Rafaelillo, que después la Empresa, por conveniencia propia, le volvía a poner en el cartel, alternando con el buen maestro en marrullerías, Morenito de Algeciras, y con una novillada guapa de Trespalacios.

El éxito fue redondo, y el artista del toreo aclamado, y tal el entusiasmo que sus faenas despertaron entre los aficionados de la heroica ciudad, que al domingo siguiente vino la tercera presentación de este muchacho, con una media corrida que había de estoquear él sólito.  La fiesta comenzó admirablemente con un lleno completo y una animación extraordinaria. En el primer toro la cosa fue bien y en el segundo todavía mejor, hasta que salió el tercero, un torete navarro de recortada lámina. El hijo del señor Fernando echóse el capote al brazo, y así continuó dejando que hicieran los quites los individuos de su cuadrilla . ¡Estará cansado! —decían unos. — ¡Se reservará para después! —añadían los otros, también a modo de disculpa.

— Pasó el segundo tercio y llegó la hora fatal, y mi buen Rafaelillo tomó los trastos. No he visto nunca mayor habilidad que la de aquel muchacho, para ir precisamente por donde no iba el toro. Y así pasaron cinco minutos, y el público comenzó a impacientarse, y pasaron otros cinco, y el respetable traspasó los límites de la paciencia.  Entonces el señor presidente llamó al diestro, y en tono de reproche le preguntó: 

—¿Pero es que no quiere usted matar al bicho? 

—No, señor, —respondióle secamente el muchacho.

 —¡Pues irá usted a la cárcel! —gritóle el U . S. 

—Pues como U . S. ordene —contestó el mozo. Y , en efecto, momentos después y ante la rechifla general del indignado concurso, el hijo del señor Fernando ingresaba en la cárcel vestido de torero...

Han pasado algunos años y ha sido larga la ausencia de este diestro en Zaragoza. Sin embargo, los aficionados de por allá no han perdonado todavía a este diestro la amarga decepción de aquella que, por entonces, fue su última corrida de novillero.

Gallito es el vivo retrato de su padre, algo más esbelto en la figura y algo más artístico en muchos de sus detalles de torero. Por lo demás es el mismo, con todos sus aciertos y con todas sus desigualdades, y como su padre seguirá toreando hasta que se rinda al peso de los años o al golpe de los infortunios, mimado unas veces y otras censurado agriamente, pero siempre con amigos y admiradores en el bando contrario.

dimecres, 30 d’agost de 2017

LOS NIÑOS SEVILLANOS EN BILBAO

José descabellando al segundo.
(Foto: Respetable Público)
La revista 'Toreros' de 23 de abril de 1911, publica una crónica firmada por Azul y Plata de la actuación en Bilbao de la Cuadrilla de Niños Sevillanos.

Hoy nos obsequió la empresa de Vista Alegre, con una novillada, actuando en ella los niños sevillanos y siendo los aspirantes de bueyes, que se corrieron, de la vacada de Amador García, estando además los becerretes escasísimos de carnes hasta el extremo de que al corrido en tercer lugar los rehileteros pasaron las moras para conseguir poner dos palitos de las calientes, pues de seis pares que intentaron ponerlos, consiguieron adornarle con un palito por barba, dada la finura del morrillo. Con ganado de estas condiciones no hay lucimiento posible, aunque los chicos pusieron todos sus buenos deseos por agradar a la concurrencia que era grande, pues el sol, se llenó antes de la hora, y en la sombra sólo se veían algunos claros. ¡Señores, qué becerros!... Mejor es guardar silencio por esta vez...

Limeño, demostró que es un torerito apañado, muleteando al primero con sosiego, queriendo adornarse al rematar algún mantazo, sin conseguirlo y entrando como un hombrecito, colocó media archisuperiorisima en las agujas que hizo innecesaria la puntilla, premiándole la labor el público con una gran ovación y concediéndosele la oreja. Al tercer toro lo pasó de muleta algo intranquilo y como no le salieran limpios dos pases de molinete, quiso desquitarse con un buen pase rodilla en tierra, para dos pinchazos y una chalequera. En el último, después de artística preparación, colocó un par de las cortas y dos reglamentarios, tumbándole después de un trasteo sin taparle lo debido la cabeza
con una entera que se aplaudió.

Gallito, ¡vaya un niño! Hizo cosas bonitas con la percalina, y con la muleta estuvo superior, acabando algunos pases como consumado maestro, al primero sin aguantar lo debido, le despachó de una baja. A su segundo, colocó un monumental par al cambio, de las cortas, que le valió una ovación, y después de un trasteo inteligente, le arreó una superior aunque torciéndose desde largo, que le valió una ovación y la oreja. Al que cerró plaza, como se aproximaba la hora de tomar el tren (por torear el
lunes en Salamanca), estaba de prisa y soltó una malísima que también el cónclave aplaudió indebidamente. 

Mi aplauso al hermano de Limeño, que es un peón infatigable y superior rehiletero, y de los demás, cero... El servicio de caballos, infame; y la presidencia, buena, gracias.