dimecres, 14 de novembre de 2012

DEBUT DE JOSELITO EN SEVILLA


Domingo 23 de junio de 1912
Crónica elaborada por Javier Vellón a partir de la información de los periódicos ABC, El Imparcial y El País.

GALLITO III SALUDA EN LA PLAZA DE CÁDIZ.
La presentación de Limeño y Gallito III en Sevilla había despertado un enorme interés, hasta el punto que desde las primeras horas del domingo se había colgado el cartel de ‘No hay billetes’; los revendedores habían hecho acopio de un gran número de entradas y las vendían a altísimos precios, y ello pese a que el Gobernador Civil había adoptado fuertes medidas de seguridad para evitar esta práctica. La policía detuvo a varios reventas, incautaron las entradas que tenían en su poder así como el dinero, que fue entregado a la Asociación de Caridad.

Los novillos lucieron el hierro de Moreno Santamaría, y tuvieron un juego dispar: uno fue muy bravo, dos cumplieron y tres mansearon. Uno de estos últimos fue fogueado.

Limeño resultó el más desfavorecido en el sorteo. A su primero lo toreó de capa con valentía y lucimiento, por lo que fue ovacionado. Al rematar un capotazo fue cogido de forma aparatosa pero sin consecuencias. Con la muleta, la faena fue muy laboriosa, porque el toro se defendía. Se perfiló en cortó y dejó media estocada en la cruz de la que rodó el toro sin puntilla. Oyó una gran ovación.

El tercero fue un manso con el que tuvo que fajarse en una larga labor lidiadora. Lo mató de dos pinchazos y una estocada caída. Escuchó palmas.

El quinto también fue manso. Los dos diestros compitieron en quites. Lo banderilleó el matador, poniéndole un par de las cortas al cambio y otro de las normales al cuarteo, por lo que fue muy ovacionado. Faena larga con la muleta que comenzó sentado en el estribo, y que concluyó de un pinchazo, media, otro pinchazo y estocada desprendida. Fue ovacionado.

Joselito entusiasmó al público desde que se abrió de capa en el segundo de la tarde, hasta el punto que no dejó de sonar la música durante toda la faena. Con el capote estuvo variadísimo. Banderilleó entre la locura del público: un par al quiebro, otro cambiado y otro de poder a poder. El trasteo de muleta comenzó con tres soberbios naturales y siguió con pases de todas las marcas. Pinchó en el primer encuentro recibiendo, dos pinchazos antes de la estocada definitiva, algo atravesada. Hubo de descabellar y oyó una gran ovación.

El cuarto era mogón de ambos cuernos. Lo recibió con una larga cambiada de rodillas. Con las banderillas estuvo irregular, dejando un par desigual y caído. Sin embargo la faena de muleta fue completísima entre los acordes de la música. Locura generalizada en los tendidos que llegó al clímax cuando mató de un volapié. Se pidió con fuerza la oreja, pero el presidente no la concedió dado que en Sevilla no se ha premiado a ningún diestro con este tipo de trofeos.

El que cerró el festejo fue un manso condenado a ser fogueado. Faena breve de Joselito que concluyó con un pinchazo, una estocada atravesada y dos descabellos. Oyó una ovación.
LOS NIÑOS SEVILLANOS.


El festejo constituyó un acontecimiento en Sevilla. Las ovaciones al Gallo menor fueron constantes a lo largo de toda la tarde. Los aficionados convienen en señalar que no puede haber más dominio y más arte que el mostrado por el benjamín de una de las grandes dinastías de la historia del toreo.

El lunes torearán ambos diestros una novillada con el hierro de Agüero. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.