diumenge, 20 de gener de 2013

RAFAEL EL GALLO EN 1934


Rafael Gómez “El Gallo”, despachó en 1934 un total de 29 corridas en las que se enfrentó a 59 toros. Fue el año de su última reaparición y quedaron distribuidas como sigue:

Abril

1, Sevilla; 9, Sevilla; 22, Barcelona.

Mayo

3, Madrid; 7, Figueres; 10, Madrid; 13, Málaga; 20, Barcelona; 25, Córdoba; 28, Valencia; 31, Granada.

Junio
3, Sevilla; 24, Nîmes.

Julio

1, Palma; 10, Pamplona; 14, Burdeos; 15, Barcelona; 22, San Sebastián; 30, Valencia.

Agosto

5, Valdepeñas; 12, Cartagena; 15, Gijón; 20, Cádiz; 26, El Puerto.

Septiembre

2, Palencia; 9, Murcia; 13, Albacete; 14, Salamanca; 23, Valladolid.

Programa de mano de Valencia
22 de abril en Barcelona.


















Uno al Sesgo hace el siguiente juicio crítico de la campaña del genial diestro en su anuario Toros y Toreros correspondiente a la referida temporada:



“Después de unos años de ausencia, por América, ha vuelto el hombre, aproximadamente tal como se fue: el mismo hombre con los mismos pecados; y lo mismo se puede decir del torero.
Tan valiente a ratos y tan cobarde otros, como antes; tan gracioso y tan original en su toreo cuando torea a gusto, y con toros de “su estilo”; tan despreocupado y prudente, cuando son “contra estilo” los enemigos; tan desconcertante como en sus mejores tiempos –pues en eso mismo del “estilo” y “contra estilo”, las más de las veces él solo sabe a qué atenerse-. Rafael ha dado tardes muy buenas de toros esta temporada y en otras ha estado fatal: exactamente lo mismo que antes.

Excelente natural.
Se ha dicho que su toreo estaba anticuado. Ganas de hablar. El “Gallo” ha toreado siempre con arreglo a unas normas –sin norma- genuinamente suyas, tan en vigencia hoy como hace veinte años. Ni en aquella época toreaba como los otros ni ahora tampoco. Por lo tanto tan nuevo era entonces su toreo como lo es ahora.

Sus lances de capa a una mano ¿quién los ha mejorado? Sus desplantes graciosos en el toreo de muleta, y todos los pases que ha inventado en la cara del toro, que le han copiado y han quedado en el repertorio, ¿quién de los modernos los ejecuta mejor?

Si eso es el “Gallo” de ahora, eso y nada más; eso y nada más era el “Gallo” de antes. Un torero genial y pintoresco, que como decía su padre, y no se equivocó. “mientras pueda tener un capotillo en las manos será una figura excepcional del toreo”

2 comentaris:

  1. Me quedo con el comentario final de su padre: GENIAL y PINTORESCO

    Un cordial saludo

    ResponElimina
  2. Gracias por tus observaciones, José.

    Saludos

    ResponElimina

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.