diumenge, 7 d’abril de 2013

EL SEÑOR FERNANDO EN LA HABANA. CUATRO NOTICIAS CUATRO

El señor Fernando.

El señor Fernando se anunció en Cuba en 1.888. Cuatro noticias, que a continuación reproducimos, llegaron a España contando sus andanzas por tierras de ultramar:

El País de 21 de agosto  publicaba el siguiente breve:



“El espada Fernando Gómez el Gallo toreará diez corridas en la Habana el próximo invierno, por cuyo trabajo cobrará 8.000 duros, más las utilidades de un beneficio libre y el abono de todos los gastos que ocasione su estancia en aquella capital.”

La Correspondencia, de 25 de noviembre del mismo año daba noticias de los éxitos del señor Fernando:

“Se ha recibido un telegrama de la Habana anunciando que Fabrilo había lidiado en la plaza de aquella ciudad, ganándose con el Gallo las simpatías del público y  muchos aplausos”.

En la capital cubana los toros no tenían arraigo, por lo que los problemas para dar espectáculos eran contínuos. El Toreo refería lo siguiente el 21 de enero de 1.889:

Plaza Carlos III de la Habana.
“Por diversos conductos ha llegado a nosotros la noticia de que la empresa del señor Pichardo se ha visto obligada a abandonar el negocio emprendido.
Dícennos también que una nueva empresa, de la que forman parte el dueño de la plaza de Carlos III, el espada Fernando Gómez (Gallo) y algunas otras personas conocidas en la capital de la isla, han tomado a su cargo el negocio, sin que hasta ahora podamos decir si la nueva empresa es más afortunada en su explotación que la que se ha visto obligada a abandonarlo. 
Y presumíamos cuando el Sr. Pichardo organizaba en España las corridas de Cuba, que su plan había de encontrar grandes tropiezos en su desarrollo, y como se ve no nos engañábamos.
El público de la Habana se ha acostumbrado en los dos últimos años a ver corridas parecidas a las medianas que en España se verifican, y las preparadas por el Sr. Pichardo no podían ser nunca del gusto de aquellos aficionados.
Festejo cubano.
Dios quiera que la nueva empresa sea más afortunada que la anterior, y que si no utilidados (sic), por lo menos recobre todas aquellas sumas que haya aportado al negocio”.

La misma cabecera, una semana después, daba nuevas noticias sobre el patriarca de la dinastía:

“Según se dice, se encuentra herido en la Habana, aunque no de gravedad afortunadamente, el espada Fernando Gómez (Gallo).
Parece ser que este diestro ha sido ajustado para torear cuatro corridas más en aquella plaza, a cuyo efecto se han adquirido toros de las ganaderías de Saltillo, Muruve, Miura y Martín (D.A.), y que pasará después a México, donde ha sido contratado para tomar parte en cuatro corridas”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.