dimecres, 26 de juny de 2013

RAFAEL EN LA CORRIDA DE SAN JUAN DE VINAROS DE 1.909

Cabecera del Diaro de Tortosa.
Para que luego digan de que en Catalunya jamás han interesado los toros. El 25 de junio de 1.909, viernes para más señas, el Diario de Tortosa, subtitulado Órgano del Partido Liberal-Dinástico y de Avisos y defensor de los intereses generales del país, publicaba una crónica sobre la corrida verificada en la cercana localidad de Vinaròs (Castellón), la tarde anterior en la que compitieron en buena lid Rafael Gómez “Gallito” y Julio Gómez “Relampaguito” con toros de Don Manuel Lozano.

Firma la información Maoliyo, quien afirma de la combinación “mal en lo que respecta al ganado. Esas dos estrellas del firmamento taurino necesitaban que les echaran toros de otro postín”. Algo más de media entrada y “el despiporren en cuestión de mujeres. Las había capaces de hirnotisar al mismísimo Mister Talft.

Puestos en harina el primero “recibió de los montados cinco puyazos a cambio de tres caídas. El Paje dejó enhebrada la aguja que sacó Gallito. Los maestros bien en quites.
Los garapulleros encuentran al animalito quedadote y defendiéndose, costándoles algo clavarle tres pares y medio de pendientes.
Gallito.
Gallito, que se adorna con vestimenta rojo y oro se dirige al buró que lo encuentra aplomado de veras, le endilga siete mantazos de cualquier manera para un pinchazo en hueso; otro con horrible paso atrás; más tela, y desde muy lejos se tira para dejar media delantera, y otra media caída que aún no bastaron, hasta que por fin acertó el descabello al cuarto intento. Hubo serenata de viento. Empezamos con mal ange Rafaé”.

Relampaguito hizo “un trabajo de muleta de buena escuela” y el puntillero no acertó hasta el cuarto intento.

Maoliyo afirque que el tercero “con poca voluntad recibió cuatro hachazos, haciéndoles descender sólo dos veces para dejarse un rocinante exánime.
Mal pareado llegó el Lozano a la jurisdicción de Gallo, quien cogió la muleta de peso porque Eolo empezaba a soplar para hacernos la siguiente faenita de poca enjundia si que jindamosa y esaboría. Un pase en redondo y cuatro naturales para media delantera; más trapo del montón y le endilgó cuatro pinchazos malos y dos intentos sin efecto. Menos mal que Zaragoza lo remató de un solo golpe porque ya habíamos oído un aviso”.

Los dos Gómez quitaron bien al cuarto y Relampaguito lo brindó a un amigo. Trasteo lucido basado en la zurda y media que le vale nutridas palmas.

Al quinto “sólo  le hicieron cuatro sangrías por una costalá y un auto inservible. Se dol´lia al hierro.
Gallito y Blanquito parearon muy bien este toro.
Relampaguito.
Gallito encontró al bicho entablerado de verdad y con una faena inteligente de buen torero; logra con acertados pases de latiguillo, sacar al toro a los medios y allí tirarse a matar para agarrar solo un pinchazo; más tela terminando un mantazo con la rodilla en tierra, perfiló y despenó al bruto de dos medios sablazos y tres intentos. Silencio sepulcral”.

En el último salta un capitalista que consigue dar tres o cuatro pases antes que lo retire la policía. Mal con los palos Julio y bien Rafael. El primero brinda a la solana y realiza un vistoso trabajo rematado con la mejor estocada de la tarde. Palmas.

En el resumen hace el siguiente juicio de los causantes del desastre y del mayor de los Gómez:
“Los toros. Excepto el primero que fue negro, los otros restantes fueron colorados. Estaban bien presentados y tenían lbiras; pero hay que desengañarse, les faltó sangre, sangre y sangre. Hubo algunos toros que tomaron con alguna voluntad las varas sin excederse. Pero todos llegaron difíciles al segundo tercio, y al tercero reservones y quedadotes, buscando la defensa de las tablas.
Gallito.- ¿Qué se han hecho aquellas palmas, Rafael? Tuviste el santo de espaldas esta tarde, así pues tienes que buscar el desquite y sacar tu arte, tu inteligencia taurina, desterrar ese feo y maldito paso atrás, y tirarte co más fe a matar, con auqellas agallas que tienen los que quieren conquistar honra y provecho, de lo contrario es fácil que aquellas palmas se vuelvan lanzas”.

Remata el informador: “De los peones, Blanquito incansable e inteligente. Los demás estorbando muchos ratos. 
Los piqueros como siempre.
La corrida en conjunto mala.
Dirección de la plaza nula.
Y un servidor de usteds aburridísimo”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.