dimecres, 26 de març de 2014

TESTIMONIO DEL TRIUNFO Y DE LA TRAGEDIA

Javier Vellón remite el siguiente texto para su publicación.


Desde el año 2012 puede contemplarse, en el Museo Taurino de Valencia, el terno restaurado que Joselito vistió el domingo 5 de julio de 1914, en la plaza del Sport de Barcelona, en tarde de triunfo y de tragedia para él.

El vestido de torear, de tabaco y oro,  se expone tras un largo proceso de restauración por parte del el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, IVC+r.

Su estado de conservación era muy deficiente porque las condiciones de mantenimiento y almacenaje originaron alteraciones físicas y estructurales importantes como decoloraciones, manchas, oxidación, deformaciones del tejido y amplias superficies con importantes pérdidas de urdimbres del tejido principal.

La taleguilla estaba muy deteriorada por la gran cogida que sufrió el torero con pérdida importante del tejido en la entrepierna, al igual que dos grandes cortes que parten por la mitad los camales, seguramente realizados por el servicio médico que atendió al maestro en el momento de la cogida.

Traje restaurado de Joselito.
La intervención se centró, en primer lugar, en desmontar las mangas y hombreras; se procedió, a continuación,  a la limpieza del traje por microaspiración controlada adecuada al estado de conservación, limpieza con disolventes para manchas, limpieza de elementos metálicos del bordado, eliminación de costuras improcedentes, y reintegración y consolidación las partes afectadas con soportes y técnicas de costura adecuadas, mediante punto de algodón e hilo de seda, de color similar al original.

Aquella tarde Juan Cecilio ‘Punteret’, Joselito y Juan Belmonte lidiaron seis toros de Pérez de la Concha con los tendidos llenos a rebosar.

La lidia del segundo, ‘Coletero’, fue un cúmulo de desgracias que culminaron con la cogida de ‘Punteret’ y de Joselito. El primero en sufrir las acometidas de la res fue el picador Pinto, que sufrió fractura de fémur. Gallito, que ya había levantado a los espectadores con el capote, realizó una extraordinaria faena de muleta que quiso culminar de un gran volapié. Ahí fue donde lo empitonó el toro de muy mala manera. Al salir ‘Punteret’ a hacer el quite, también resultó volteado, por lo que ambos diestros fueron conducidos a la enfermería.
Taleguilla que llevó en Talavera.
Taleguilla talaverana.

Joselito presentaba una herida de 10 cms. en la parte superior del muslo derecho y una fractura de la clavícula izquierda. Su pronóstico fue reservado, el mismo que el de ‘Punteret’, con un puntazo hondo en la región inguinal. El público pidió para el matador las dos orejas, que concedió el presidente.
Joselito fue trasladado a su hotel, el Oriente, donde acabó la cura. Alrededor del establecimiento barcelonés se aglomeró un inmenso gentío, por lo que fue necesaria la presencia de la policía a pie y a caballo.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.