diumenge, 5 d’octubre de 2014

PLATERO VENDIÓ CARA SU PIEL

El martes 29 de junio de 1.915, festividad de San Pedro, se anuncia en Valencia una corrida de toros en la que las cuadrillas de Rafael El Gallo, Joselito y Curro Posada debían despachar, a beneficio de la leprosería de Fontilles, seis ejemplares de Moreno Santamaría. Al final el espectáculo quedó en improvisado mano a mano por la incomparecencia, a causa de una enfermedad, de Rafael. Se devolvieron muchas entradas y la plaza presentó regular aspecto en sombra y flojo en la solanera cuando las cuadrillas partieron plaza a las cuatro y media de la tarde. La tarde, que pasará a la insignificante historia negra del Rey de los Toreros, fue espléndida en lo climatológico, actuando Petreño de sobresaliente.

El caso es que el de Gelves estuvo lucidísimo con el capote en cuantas ocasiones intervino y al que abrió plaza, Lunarejo, berrendo en negro, lo recibió con un pase cambiado siguiendo por naturales, de pecho, ayudados, de rodillas y molinetes. Enterró media espada en el hoyo de las agujas y lo descabelló con la puntilla agarrándole un pitón con la mano libre. El público le tributó una estruendosa ovación, obtuvo para él la oreja (en algunas crónicas añaden el rabo) y con ella paseó el anillo. Fueron los piqueros de tanda Alabán, Cid y Camero, tomando el Moreno cinco varas por dos caídas. Bien los maestros en quites y Blanquet y Almendro en tres pares superiores.

Con el tercero, Quitasueños, negro, tiró de inteligencia y valor tras brindar a una familia amiga que ocupaba un palco y lo despachó de sendos pinchazos arriba y estocada algo trasera y tendida que le vale algunas palmas. Antes lo saludó con cuatro lances capote al brazo y tomó el cornúpeta cinco varas por un caballo para el arrastre. Buenos quites de José y Curro, que comparten el segundo tercio con Petreño dejando nuestro protagonista un gran par al quiebro.

Pero llegó el quinto, negro, que según la prensa se llamaba Ratero y no Platero, como después se supo. Carriles, ya de salida, le dejó enhebrada la puya. Petreño intentó quitársela, pero tropezó con ella y el animal hizo por él, le dio un varetazo en una pierna y le destrozó el traje. Soberbio quite de Blanquet, que es ovacionado. Platero toma cuatro varas por una caída. Cantimplas y Chiquilín cumplen con los palos. Posiblemente el incidente influyese en el inmediato devenir de la lidia llegando el toro descompuesto, incierto y desarrollando mansedumbre. Se arrancaba al bulto de manera imprevista y José, sin perder las maneras, intentó dominarlo sin conseguir su propósito. Se le coló varias veces y se decidió a coger la espada, pinchando en tres ocasiones y encogiéndose el cornúpeta Otro pinchazo en tablas dividiéndose las opiniones entre la parroquia al tiempo que el usía le enviaba el primer recado. El menor de los Gómez quiso descabellar pero perdió la muleta y el bicho tomó el olivo. El Almendro cogió un estoque y tapándolo con un capote lo pinchó varias veces en la barriga. El puntillero hizo lo mismo mientras el público se desesperaba gritando hasta enroquecer. Restituido a la arena, el maestro volvió a pinchar mal y el presidente hizo que sonara el segundo aviso mientras doblaba la fiera. 

La afición valenciana pidió que se llevaran entre rejas al peonaje que había perpetrado la infamia y recriminó a la presidencia por no haber tomado medidas. En medio del desconcierto se comprobó que, estando el toro en el callejón, Joselito le metió el estoque que salió despedido y cayó sobre el Almendro, produciéndole una herida en la parte superior y posterior del muslo izquierdo. Éste y el puntillero fueron multados con 500 pesetas siendo obligados por las fuerzas del orden a abandonar el recinto en este punto. 

Una postal demoledora

El aficionado valenciano Manuel J. Pons, en una de nuestras habituales conversaciones durante los viajes a la Feria de Julio valenciana, me regaló la postal que acompaña este texto en la que queda patente los pinchazos que recibió Platero

El texto es revelador: "Piel del toro Platero asesinado en Valencia el 29 de Junio de 1915 por Joselito el Gallo y su cuadrilla".

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.