diumenge, 20 de setembre de 2015

BAUTISMO AÉREO DE RAFAEL EL GALLO

Un picador, Rafael, Juan Pombo y Perico el del Lunar.
(Foto: Revista 'Rescate')
El número 5 de la revista ‘Rescate’, correspondiente al tercer trimestre de 2.011, rememoraba el bautismo aéreo de Rafael El Gallo, que corrió a cargo de Juan Pombo Ibarra.

Pombo fue uno de los pioneros de la aviación cántabra, director técnico de la Compañía Española de Construcciones Aeronaúticas, la primera que a partir de 1.915 fabricó biplanos para el ejército español. Aquellas naves eran biplanos biplaza con motores Hispano-Suiza de 140CV refrigerados por agua con sus radiadores a ambos lados de la cabina, a las que se denominó Morane Saulnier MS.8.

Pombo, que tenía su campo de operaciones en el aeropuerto de La Albericia, debía realizar un gran número de pruebas casi diarias, lo que le permitía invitar a personajes célebres y amigos. El 16 de agosto de 1.916 fue el turno de Rafael, quien solía afirmar: “a mí no me levanta los pies del suelo más que un toro, y eso si me pilla distraído”. Con Juan a los mandos, el vuelo duró 12 minutos y se alcanzaron los 850 metros de altura sobre la ciudad. 

Rafael se personó en compañía de su mozo de espadas, Perico el del Lunar, y de un picador. Junto al piloto, el grupo se inmortalizó para la posteridad.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.