dimecres, 22 de març de 2017

RECORTE DE MARAVILLA


Joselito fue un consumado maestro en el manejo del capote. Mucha variedad en las suertes y gracia a esportones en los remates. En esta instantánea se le ve abrochando, tal vez un quite, a una mano. El toro busca con ahínco el señuelo mientras Maravilla lo contempla a pies juntos, sin descuidar la figura.

Al fondo los inequívocos tendidos de sol de la tristemente desaparecida Monumental de Sevilla. Su obra. No están llenos pero los asistentes dirigen sus miradas, sin excepción, hacia lo que ocurre en el ruedo: ni más ni menos que toreo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.