diumenge, 3 de febrer de 2013

UNA INTERVIÚ CON JOSELITO

El periódico madrileño El Imparcial, autoproclamado como liberal, publicó en su edición del 2 de julio de 1.917 una interesantísima entrevista en estilo indirecto con Joselito. El resumen de la misma lo hizo Vázquez, quien afirma que la misma fue publicada con anterioridad en otro rotativo.
Cabecera de El Imparcial en que se publicó la reseña.


Un periódico local publica una interesante interviú celebrada por uno de sus redactores con Joselito el Gallo.

Hablando de la suerte de varas, el artista se declaró amigo de que a los caballos se les pongan gualdrapas.

Afirmó luego que sería conveniente la supresión de las banderillas, que en la mayoría de los casos descomponen a los toros, los hacen inciertos y les obligan a campanear y desarmar. Joselito no cree en la eficacia de los llamados pases de castigo.

Añadió que la suerte que más le gusta y que con más amor practica es la de torear de muleta. Quejóse de las inoportunas y muchas veces injustificadas voces con que el público azara a los lidiadores y perturba la lidia. 

Explicó que si antiguamente tomaban los cornúpetos más puyazos que ahora, era porque apenas si se les toreaba. Hoy los capotazos, los recortes y los lances que se dan en los quites castigan a los toros mucho.

No estima que sean caros los precios de la fiesta.

Manifestó que cuando se retire del oficio (cosa en que no piensa por ahora), se dedicará al cultivo del campo y procurará contribuir al perfeccionamiento de la agricultura española empleando en gran escala la maquinaria moderna.

Joselito en Sevilla en 1917. (Foto: Baldomero)
No aspira a ser rico y se conforma con el capital que ya posee, porque no tiene vicios, ni siquiera fuma. Sus aficiones favoritas son torear, montar a caballo y derribar reses.

Su lectura predilecta es la de las novelas, sin predilección por autor determinado.

Ha leído cuando se ha escrito sobre tauromaquia, y asegura que nunca aprendió nada en ningún escrito sobre esta materia. Todo lo que sabe se lo enseñó la práctica.

Añadió que los revisteros no suelen ser justos en la apreciación de las corridas, y señaló como los más inteligentes a los de Madrid y Sevilla.

Joselito recibe centenares de cartas de aficionados que le hablan del toreo, y también muchas de aficionadas. Dejó entrever que está enamorado de una muchacha sevillana.

Anunció que, contra su voluntad, no toreará en Sevilla las corridas de feria de San Miguel, y negó que sea cierto que se le haya propuesto estoquear en Barcelona dieciocho cornúpetos.


El diestro puso fin a la interviú prometiendo que, sea cuando sea, la corrida en que deje los toros se celebrará en Sevilla a beneficio de los pobres de esta población. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.