dimecres, 14 d’agost de 2013

LA AFICIÓN CORDOBESA CONTRA JOSELITO

Javier Vellón remite el siguiente texto para su publicación.

En el tramo final de la temporada de 1912, y a propósito de su alternativa, se entabló una dura polémica entre los aficionados cordobeses y Joselito. El relato de los acontecimientos es el siguiente.

La ciudad de los califas había apalabrado la presencia del diestro para la feria de septiembre, concretamente para el día 27. Joselito mandó un telegrama informando de que no se encontraba en condiciones de torear. Sin embargo, el día 25 pasó por la estación de Córdoba para torear en Madrid el día 26, en festejo que se suspendió por la lluvia, y el día 28 hizo el paseíllo en Sevilla para tomar la alternativa.

Ante estos hechos, la prensa cordobesa criticó duramente al matador, hasta el punto de que algunos medios pidieron que su presencia en la plaza de la ciudad fuera vetada de manera permanente.

En diciembre de ese mismo año, el día 27, se organizó un festival taurino que, inicialmente, iban a torear aficionados de la ciudad andaluza. Como desagravio a la afición, Joselito, acompañado de sus hermanos, toreó un cuatreño en primer lugar, perteneciente a la vacada de Francisco Páez, ante unos tendidos casi repletos.

Mientras Fernando actuó en la brega, José y Rafael actuaron en quites y en banderillas. El último tercio fue para Joselito que logró un gran éxito y el perdón de los cordobeses.




En el resto del festejo, ya con erales, actuaron Limeño Chico, hermano del novillero Limeño, y algunos aficionados de Córdoba, Écija y Sevilla.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.