dimecres, 25 de desembre de 2013

RAFAEL Y EL CARTUCHO DE PESCADO

Manolo Caracol.

Manolo Caracol, refiere en una conservación grabada, con su particular manera de contar las cosas, una anécdota protagonizada, involuntariamente, por Rafael el Gallo. Para escucharla de su voz, pulsar en el siguiente título:


·Eso me recuerda una anécdota que me contaba a mí mi abuelo de un partidario muy grande que tenía Rafael el Gallo que se llamaba el Cojo de Retamar. Tenía mucha gracia y la familia de los Gallo lo tenían en su casa. Un día de invierno, que estaba lloviendo mucho y en la Alameda de Hércules había una cantidad horrorosa de charcos, lo mandaron a por pescado frito: “Cojo, vete a por pescado frito”

Rafael El Gallo.
Entonces había unos cartuchos y venía el hombre con ellos en la mano. Unos aficionados jóvenes se lo encontraron, como sabían que era partidario de Rafael, le dijeron: “Rafael El Gallo no vale nada. El que vale es Belmonte”. Y puso el oído y les dijo: Muchachos, ¿qué estáis hablando? ¿Ustedes habéis visto torear a Rafael El Gallo con el capote? ¿Ustedes lo habéis visto hincarse con las dos rodillas en el suelo?” Con la mala suerte, metió las rodillas en dos charcos y se las mojó. Continuó: “¿Ustedes le habéis visto dar la larga cambiada?”. Hizo la acción y sin darse cuenta de lo que llevaba en las manos los pedazos de pescado frito llegaron de verdad a Triana.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.