dimecres, 15 de gener de 2014

RAFAEL Y LA "HABILIDAD" EN EL TOREO

Rafael El Gallo tuvo fama de sentenciar cuando hablaba porque conocía como nadie su oficio. En cierta ocasión se encontraba en Sueca (Valencia) en una cacería con un grupo de amigos entre los que se encontraban el novelista Zamacois, el revistero Latiguillo, el periodista José María López y otros partidarios de la localidad. El Divino Calvo, libro editado por la biblioteca El Clarín, recoge lo que el mayor de los Gómez dijo:

"Alguien insinuó: A ustedes les convendrá cultivar los deportes en invierno para conservar facultades.


- ¿Facultades? -replicó El Gallo con viveza. ¿Pero es que usted cree que para ser buen torero hay que tener facultades? Pues se equivoca; porque a facultades gana siempre el toro. Habilidad; eso es: habilidad y solo habilidad es o que se necesita.Con habilidad le domino yo a usted un flamenco de treinta arrobas y lo llevo con el pico de la muleta como si fuera atado.Con habilidad banderilleo yo el toro de más facultades que me echen.Con habilidad puedo yo, en fin, ser matador de toros.


Hablóse luego de si lleva ventaja el torero que más se arrrima y volvió a dar su parecer el profesor:


-El torero no debe estar ni muy lejos ni muy cerca. Eso lo puede ver uno sin ser torero. Ata usted una pelotilla en un cordel y se la echa a un gato para que juegue. Si se la echa usted muy cerca la atrapa con las uñas y se acabó la diversión: ya no puede usted torear. Se la deja usted demasiado lejos, y el gato se desengaña porque no la puede coger y tampoco acude. Ni cerca ni lejos: que le animal se confíe, qu crea que aquello que le llama la atención pude ser suyo y hará de él lo que quiera.Después todo consiste en saber jugar la muñeca. Los buenos toreros, los toreros fáciles, torean con la muñeca y procurando que la muleta se despliegue como si fuera un abanico: eso es, como las mujeres hacen... si lo saben hacer."

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.