diumenge, 17 de març de 2013

RAFAEL ORTEGA GÓMEZ BIOGRAFIADO POR CURRO MELOJA


Curro Meloja

Carlos de Larra y Gullón, pariente de Mariano José Larra, escribió crónicas taurinas con el seudónimo de Curro Meloja. En 1.945 publica su Álbum Biográfico Taurino al que nos referimos en el presente artículo.

Curro comenzó en el Heraldo de Madrid y en el semanario Los Domingos. Además fue taquígrafo del Senado, autor de teatro y radió sus crónicas en Radio Madrid. En la década de los años treinta polemiza sobre el afeitado. Murió en 1.962. 

El álbum lo lanzó ediciones Larrisal y consistió en más de un centenar de postales de diestros de distintas época, en muchas de las cuales se reproducía su firma. En el reverso venía la biografía de Meloja sobre el protagonista. El que nos ocupa es Rafael Ortega Gómez "Gallito", sobrino de Rafael y José que llegó a ser matador de toros.



Rafael Ortega "Gallito" en el
Álbum Biográfico Taurino.


"Un polluelo más del gran "gallinero" taurino; astilla de ese palo tan torero es este Rafaelito Ortega, hijo del "Cuco", que era primo carnal, cuñado y banderillero de "Joselito", y de una hermana de éste; biznieto, nieto, sobrino, hermano y primo de los innumerables "Gallos" y "Gallitos" que en el mundo han sido, el chavea, desde que oyó decir que el mundo era redondo, creyó indudablemente, que el mundo no era otro que el redondel de las plazas de toros, y en cuanto dio sus primeros pasos no pensó más que en dar la vuelta al mundo -para él, el ruedo- emulando las glorias de sus antecesores. Muy niño todavía, casi un bebé, comenzó a torear en encerronas y tientas, mostrándose desde entonces tal como había de ser siempre: torerito de gran estilo con capa y muleta y francamente malo con la "espá", que, al fin y al cabo, lleva en sus venas la sangre del abuelo, el señor Fernando, y la del tito Rafael. Ya en serio y más crecidito, toreó alguna modesta novillada en 1.936, pero la Guerra de Liberación suspendió sus actividades taurómacas en absoluto. Y cuando terminó la contienda, el nuevo "Gallito" comenzó en serio a darse a conocer como novillero interesando a las gentes aficionadas por su aire torero familiar y la repajolera gracia gitana de su casta, que muchos pretendían ver rediviva en su persona. Y con ese prestigio atávico, debutó en Madrid el 23 de julio de 1.939. Al siguiente año, tras una lucidísima campaña novilleril, tomó la alternativa en Barcelona el 22 de septiembre, de manos de Marcial Lalanda, que le cedió un toro de Sánchez Fabrés. Formaron el cuarteto del cartel Domingo Ortega y Pepe "Bienvenida". El 6 de octubre del mismo 1.940 le confirmó el doctorado en Madrid el padrino de Barcelona, siendo los otros espadas "Curro Caro" y Juanito Belmonte. Toros, de don Antonio Pérez, de San Fernando. Y ya con su categoría de matador, Rafael se fue mostrando como excelente artista aunque -¡ay!- con irritantes desigualdades, porque a quien se asemeja este "Gallito" es al "Divino Calvo". ¡Lástima que no le hubiera dado por parecerse a su otro tío, el fenómeno de la casa, "Joselito, el Inmenso"...! En 1.941 logró torear más de cuarenta corridas, en las que hubo de todo -palmas y pitos-. y cerca de cuarenta en 1.942. Y en 1.943 dio un bajón considerable, del que no ha conseguido remontarse. En el invierno de 1.944-45,"Gallito" fue uno de los toreros españoles que estuvieron en Méjico, donde parece que realizó una lucida campaña. Y ya muy adelantada la temporada actual, regresó a la Patria, sin que sus éxitos ultramarinos se hayan reflejado aquí en un mayo número de contratos. A pesar de todo, como Rafael tiene su onza de oro -su arte- no sería sorprendente que la cambiara cualquier día y armase un alboroto tauromáquico. El mozo, que nació en Sevilla el 22 de enero de 1.917, es de raza calé. ¿Quién ata cabos con un gitano...?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.