dimecres, 18 de març de 2020

DULZURAS ENJUICIA LA TEMPORADA 1908 DE RAFAEL

Manuel Serrano García-Vao, alias 'Dulzuras', escribió en 'Toros y Toreros en 1908' el siguiente juicio sobre la temporada de Rafael:
Portada de 'Toros y Toreros 1908'.
(Foto: Biblioteca Nacional)

"Si yo juzgara por los éxitos o fracasos del momento, por la impresión que deja en mí el trabajo de Gallito, tendría que decir, o que es el peor torero y el más miedoso que pisa las plazas, o que hasta hoy no ha nacido diestro más fino, más colosal, más artístico delante de los toros. Pero como para juzgar hay que recoger todas las impresiones y pesarlas para ver qué platillo de la balanza corre más, tendré que quedarme en un término medio y decir que ni es el peor y más miedoso de los conocidos, ni tampoco es el fenómeno que ha venido a arrollar a todos y hasta obscurecer la memoria de Cayetano Sanz.

He aquí dos párrafos de lo que dije el año pasado al ocuparme de Gallito, y después de haber dicho que no creo en él y que no espero que sean firmes sus resoluciones de un día: «Aún podría salvarle un fuerte arranque de voluntad, una gran demostración de que le escuecen las palmas que ganan otros, y pudiera colocarse algo más alto de lo que está. Si sus esfuerzos de fin de año no los repite, muy pronto estará completamente olvidado y le será imposible la rehabilitación.»

De esto que dije el año anterior, no tengo por qué retirar nada. Gallito está al final de esta temporada de 1908 más alto que ha estado nunca. Lo mismo él que los que hablaban el año pasado de las dificultades que había encontrado en su carrera, se habrán convencido de que no había encontrado otros obstáculos para triunfar que un abandono insuperable, una exagerada desidia, una falta de afición sin límites y una holgazanería superior a todas las de los toreros más holgazanes. Si ahora no sostiene el puesto conquistado y no avanza en él, no será culpa de nadie, no podrá repetir aquellas frases de Juan de Padilla a Toledo, momentos antes de ser ejecutado: «Si el destino ha negado a mis acciones la gloria del buen éxito, culpa es de mi mala suerte, pero no de mi voluntad.» No podrá decir eso Gallito, porque si en adelante no obtiene tantos éxitos como el que más, culpa será de su. Voluntad, pero no de su mala suerte. Hay que reconocer que las circunstancias le han favorecido mucho. Después de estar arrinconado dos años sin que nadie se acordara para nada de su nombre, acosado por la necesidad se estiró con dos toros y ello bastó para que una parte del público emprendiera ruda campaña contra Bombita, y al igual que en otra época se elevó exageradamente al Espartero para molestar a Guerrita cuando comenzaba a ser indiscutible, se quiso colocar a Gallito en una posición falsa muy reñida con los términos medios, que es en los que radica la virtud.

No seré yo el que niegue las grandes, las estupendas condiciones toreras de Rafael Gómez. Es de los que improvisan delante de los toros, y especialmente en dos o tres pases de muleta es inimitable, llega
a lo sublime, y algunas partes de sus faenas son verdaderos cuadros artísticos en los que no se puede poner más color, más arte y más inimitable gracia torera. He dicho algunas partes de sus faenas, porque yo no he tenido la suerte de verle hacer faenas completas, y lo que le he visto en general ha sido eso: un chispazo de fuego, una pincelada de arte, y antes y después, mucho regular, mediano y malo.

Hasta hoy, este Gallo no ha sido gallo inglés, y han sido más las veces que ha cacareado que las que ha podido cantar con arrogancia. Tiene un defecto muy grande, y es la falta de amor propio, la escasez casi completa de afición, la poquísima voluntad y el casi nulo deseo de complacer. Si llega á tener una posición, y ¡ojalá! sea mañana cuando viva con todo el desahogo que merecen los que exponen su vida para ganar de comer; si algún día es rico y continúa siquiera con las ganas de complacer que ha mostrado a ratos este año, entonces creeré en él, pues no me convencen las flores de un día, no me entusiasmo por la impresión de un momento de fortuna, no puedo tener esperanzas en los que se han hundido varias veces para resurgir cuando el aguijón de la necesidad les ha empujado.

Héroes por fuerza hay mucho pero no tienen tantos méritos como los que son héroes por naturaleza, por condición, por convicción, por voluntad, por vergüenza, por dignidad de clase.

La campaña que Rafaelito Gómez ha hecho este año, es la mejor que lleva hecha desde que se hizo espada de alternativa, y a consolidar y aumentar esos éxitos debe tender todo su esfuerzo, pues una vez más repito que el terreno que se pierde multiplica la distancia de una manera bárbara cuando hay que recobrarlo, y es tarea muy difícil, mucho más difícil cuanto más alta es la categoría en que está colocado el torero.

Con menos condiciones que Gallito, pero con más voluntad, se han colocado otros, y la persistencia les ha hecho llegar á puestos envidiables, porque ha de saber Gallito y todos los que a esta profesión o a otra cualquiera se dediquen, que si con la fuerza de voluntad no se llega donde uno quiere, se aproxima uno más que si no tiene esa facultad del alma, sin la cual son nulas todas las otras condiciones que tenga el hombre.

Quedamos, pues, en que el hijo del gran Fernando Gómez es un buen torero, que conoce los secretos
de la capa, de las banderillas, de la muleta, y se coloca en buen terreno para matar. Pero a veces le faltan los arrestos de valor necesarios y la afición precisa para superar a los demás, lo que le hace estancarse y quedar sumergido, cuando podía flotar como el que con más gallardía flote.

Está en el momento más crítico de su vida torera. Un paso desacertado puede echar por tierra una reputación a punto de consolidarse, y un poco de calma o un mucho de vergüenza torera pueden hacerle rico en dos años. Él verá qué camino le conviene seguir.

Ahora, véase lo que ha hecho en 1908, sin quitar punto ni coma a su mejor campaña de matador de toros:

Había pasado el invierno en Méjico, y llegó a España cuando la temporada estaba en sus comienzos. Principió la campaña el 19 de Abril, en Bilbao, en cuya corrida lidió seis de Palha, con Cocherito  y Pepete. Su trabajo no se acercó a lo bueno; quedó en regular no más.

Al día siguiente vino a Madrid, con Bombita, a lidiar reses de Veragua, y, por resultar lesionado Ricardo, tuvo que matar cinco toros en la forma siguiente: regular el primero, mal el segundo, muy mal el tercero, bien el cuarto y muy flojito el último. Hubo ratos en los que tal pánico le dominaba, que no parecía un torero. Fue una verdadera mala tarde.

Volvió el 23, con Lagartijo y Bienvenida,a lidiar Pablos Romeros, y también estuvo mal en los dos que le correspondieron.

Con Cocherito y Pepete repitió en Bilbao el 26, y también fue muy flojo con los Urcolas.

De Biencinto era el ganado que mató con Bienvenida, en Barcelona, el 3 de Mayo, y continuó muy flojo en todo su trabajo en general.

A Madrid retornó el día 10, y lidió Miuras con Lagartijo y Vicente Pastor, sin que tuviera la satisfacción de que le cambiara el juego. Continuó mal en casi todo. Solo algún capotazo y tal cual pase de muleta fue digno de aplauso.

Con Lagartijo y Machaco toreó, también en Madrid, el 17, reses de Santa Coloma, En esta corrida toreó bien y mató mal.

A Zaragoza marchó el 24, y con Moreno de Alcalá y Vázquez mató toros de Catalina, antes de Pobes,
antes de Díaz, y estuvo regular en uno y bien en otro.

Fue a Barcelona el 7 de Junio, y con Vicente Pastor despachó una corrida de Santa Coloma. Resultó herido al poner banderillas en uno de sus toros, y por ello no mató más que dos, regular el primero mal el otro.

A Plasencia fue el 10, con Manolete, y de los tres toros del conde de Trespalacios que tuvo que estoquear, lo hizo bien en dos de ellos; en el otro no.

Con Regaterin fue a Orense el 21, y estuvo bien en la lidia de los toros de los herederos de D, Vicente
Martínez.

De Ripamilán fue el ganado que toreó con Bienvenida en Vinaroz el 24, y quedó regular, bien y muy bien, respectivamente.

La última que toreó en Madrid lo hizo el 28 de Junio, con Bombita y Manolete, para lidiar reses de Benjumea.

En su primero estuvo mal y en su segundo superior, y fue el día que mejor impresión quedó de su trabajo.

El 12 de Julio, con cornúpetos de Concha y Sierra, toreó con Fuentes en Castellón, y estuvo regular con su primero y mejor en los otros dos.

En Linares trabajó el 19, con Lagartijo, y en los tres Otaolaurruchis que estoqueó, quedó muy flojo en el primero, muy bien en su segundo y regular en el que cerró plaza.

El 25, con Serranito, lidió en Carabanchel fieras de Olea, y cuentan los que le vieron que ha sido la más grandiosa tarde de su vida, especialmente en el toreo de capa y de muleta. Parece que en esta corrida llegó a la mayor altura que se puede llegar como torero, y al matar estuvo muy bien con su toro primero, flojo con su segundo y verdaderamente superior con el quinto, último suyo.

Al día siguiente, 26, toreó, con Martín Vázquez, en Tudela, toros de Zalduendo, y su trabajo, sin llegar a superior, puede calificarse de bueno.

Fue a Valencia los días 30 y 31, y el primer día toreó reses de Guadalest con Bombita y Machaquito, y el segundo, de Campos López y Concha y Sierra, con los dos citados y Regaterin.

Su trabajo en estas dos corridas resultó buenísimo en general, y no cesó de escuchar aplausos las dos tardes. Fue tan buena la impresión que dejó, que le ajustaron para el año 1909 en condiciones tan favorables como se ajuste el que más.

Con Regaterin fue a Vitoria los días 2 y 3 de Agosto, y mató, en las dos corridas, ganado de Aleas y Anastasio Martín, respectivamente. Aunque pinchó algo, estuvo bien con los dos primeros de Aleas; al último suyo le dio un bajonazo. Con el primero de Anastasio Martín quedó mal, y con los otros dos mejor, hasta valiente en alguno de ellos.

Fue el 9 de Agosto a Santander, con Corchaíto, a despachar una corrida de D. Teodoro Valle, en la que estuvo muy bien toreando y regular con el estoque.

El 15 toreó en el Puerto de Santa María, con Fuentes, torillos de Concha y Sierra. Fueron a esta corrida muchos sevillanos y sufrieron un desengaño grande, pues el joven Gallito estuvo francamente
mal en sus tres toros, lo mismo con la muleta que con el sable.

Con Regaterín y Relampaguito trabajó en Ciudad Real el 17 y mató tres por haber sido volteado Regaterín. El ganado fue del Duque de Braganza y Rafaelito estuvo flojo en dos y bueno en otro.

El 19,  con Manolete, mató tres de Carreros en Toledo, muy flojito en los dos primeros y mejor en su
último.

El mismo resultado obtuvo su trabajo en la primera corrida de Almagro, con Saltillos, en la que llevó de compañero a Bienvenida.
La segunda de Almagro fue con colmenareños de D. Vicente Martínez, el día 25, y también acompañado de Bienvenida. Solo en uno de los toros estuvo bueno; en los demás, flojo. 

A Almería fue el 26 con Bienvenida y Relampaguito y mató dos de Anastasio Martín, en los que pinchó mucho.

En Alicante toreó el 30 y dio muerte a uno de Gómez y a otro de Becerra, acompañado de Minuto, Lagartijillo Chico y  Corchaito. No pasó de regular en sus dos.

El 2 de Septiembre marchó a Linares con los hermanos Bombitas, y con los Benjumeas que le correspondieron toreó bien, pero al matar estuvo regular en uno y muy mal en otro.

Con Ricardo Torres despachó una corrida de Aleas en Villarrobledo el día 4, y no pasó de regular matando. Toreó bien algunos ratos.

De Moreno Santamaría fueron los toros que lidió en Barcelona el día 6, con Fuentes y Vicente Segura y no hizo nada de particular.

En Tortosa, el día 7, mató dos de Antonio Guerra, con Bebe Chico y Manolete. Tampoco hizo otra cosa que salir del paso.

El 8, en Murcia, fueron de Parladé las reses que toreó con Bombita y Bienvenida. Sin llegar a superior estuvo bien.

Con Minuto y Lagartijillo Chico mató dos de Arribas en Albacete, el día 10. Buen torero y mediano matador estuvo en esta corrida.

El 13, con Fuentes, fue a Bilbao y toreó bien los que le correspondieron de Concha Sierra. Al matar
no se excedió, pero ganó aplausos.

De Olea fue el ganado que tuvo que matar en Trujillo el día 16, con el Gordito, y cumplió bien en los
tres suyos.

El domingo 20, en Bayona, con Bombita no pudo matar más que dos de Veragua, por haber sufrido un varetazo que le produjo una luxación de la muñeca derecha.

A algunas hablillas dio lugar esta luxación, por que, a consecuencia de ella, no fue a Valladolid, donde había preparada una corrida buena moza de Miura, y otra, muy cumplida también, de Anastasio Martín.

Tampoco toreó el 27 en Zaragoza.

El 4 de Octubre acompañó a Fuentes en su despedida de Bayona. Mató tres toros de Guadalest y no sobresalió gran cosa.

En Barcelona trabajó el 11, con Bombita, Machaquito y Cocherito. Mató dos toros de Arribas, bien el
primero y regular su segundo.

La última corrida de la temporada fue la toreada en Valencia el día 18, con Pepete, en la que diocuenta de tres de Moreno Santamaría, con extraordinario lucimiento. Lo mismo toreando que como matador, tuvo una de sus mejores tardes y el público llevó el entusiasmo hasta el delirio.

Trabajó en 41 corridas, y en ellas despachó 106 toros".

Cap comentari:

Publica un comentari

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.