dimecres, 8 de maig de 2013

PRESENTACIÓN DE EL GALLO A LOS BONAERENSES

La revista Caras y Caretas publicó en su edición del 20 de octubre de 1928, número 1568, una semblanza en dos partes de Rafael. No se conocía al coletudo en Argentina y el rotativo bonaerense elaboró una presentación llena de tópicos, con algún error en los pies de foto, que se han respetado en el siguiente trabajo.


El Gallo, desde el balcón de su
residencia, contempla nuestra
ciudad.
Caras y Caretas se subtitulaba “semanario festivo, literario, artístico y de actualidades” y fue fundada por el emigrante español Eustaquio Pellicer en Montevideo en 1890. A partir del número 144 se traslada a Buenos Aires por invitación del periodista Bartolomé Mitre Vedia y allí fundó en 1898 la versión argentina del semanario. Carlos Correa  asume en 1903 la dirección de la misma, que llegará a ser considerada como la pionera y representante de la madurez del humorismo político argentino, que utilizará la viñeta como arma contra la corrupción y los gráficos costumbristas como crítica de la vida cotidiana. Junto al ya citado Mayol, sus principales ilustradores serán dibujant

es excepcionales como José María Cao o Eduardo Álvarez Villalobos.






RAFAEL GÓMEZ GALLO, EL TORERO SIN COLETA

Rafael Gómez, el mago de la tauromaquia, conocido por el Gallo ha llegado a Buenos Aires, hace unos días, y, salvo algunos amigos personales que le acompañan en todo momento, nadie le ha rendido el más simple de los homenajes, como se hace con los hombres que han alcanzado los límites de la popularidad.
Desfile de la cuadrilla del Gallo en una corrida "goyesca".


EL GALLO

En resumen, el Gallo es nuestro huésped. Pues comencemos por hacer una semblanza para los que no lo conocen y deben tener, por los menos, la curiosidad periodística sobre el caso: Pequeño, delgado, “en línea”, listo para entrar en la plaza, viste sencillamente, sin ninguna ostentación de lujo –como ser exceso de anillos, brillantes, etc.,- usa chambergo y un pequeño bastón, obsequio de un admirador. Como recuerdo y agradecimiento al Rey, luce en sus puños “la botonadura” de oro –con la corona y el XIII- que le enviara don Alfonso el día que intervino en una corrida a beneficio de los heridos de Melilla.
Tiene 46 años, convictos y confesos. Hace 26 que torea. Luce una calva espectacular desde muy joven, y hace muchos años que no usa coleta. Sobre este punto dice, con acento andaluz inconfundible:
- Hace algunos años, en el ambiente taurino, cortarse la coleta significaba abandonar la carrera. Pero los tiempos han cambiado, y ahora ya somos muchos los toreros que sólo la usamos en la plaza.


SU ARTE

A pesar de que muchos discuten su actuación, el Gallo hace más de un cuarto de siglo que actúa en todas las plazas del mundo.


LUIS POZZO




QUE NACIÓ EN MADRID... POR CASUALIDAD

En premio a su valentía y su arrojo, luce 14 heridas en distintas partes del cuerpo, muchas de ellas graves, como una cornada en el pecho, que recibiera durante una corrida en la plaza de Algeciras, y otra en la pierna derecha, toreando en Madrid.
El Gallo, su esposa y su secretario a
poco de desembarcar en Buenos
Aires.

- En esas dos ocasiones –dice- me llevaron a la enfermería y me “sacramentaron”, porque los médicos aseguraban que no viviría...

Refiriéndose a su actuación general, manifiesta:
- Hubo años en que intervine en más de 100 corridas. Creo que he matado más de 2000 toros. Tuve días buenos y malos, pero puedo asegurar que nunca me sentí dominado por el “bicho” que tenía delante, por bravo que fuese...


¿NACIÓ EN MADRID?

- ¿Es verdad que ha nacido usted en Madrid, como aseguró a varios periodistas? –le pregunté.

- Sí. Es cierto.


- Sin embargo, usted, físicamente y por sus gestos y su pronunciación, es andaluz, más que andaluz, gitano.

- Pues verá usted. Soy madrileño por casualidad. Mi padre, que era torero –porque usted no ignorará que desciendo de una familia de toreros que viene actuando desde hace casi un siglo,- se hallaba de “temporada” en Madrid, con mi familia, y... ésta es la razón por la cual nací en la capital española.
Un pase de muleta del Gallo en una de sus mejores
tardes.


- Apunte usted esto que es interesante –agregó luego:- Fui bautizado en la pila de la parroquia de San Sebastián, en la misma donde se bautizó a la Patti, la célebre artista. Acompañaban a mi padre en aquella ocasión el Lagartijo y Frascuelo. 

“Al poco tiempo –continua el Gallo- me llevaron a Gelves, un pueblecito que se halla a poca distancia de Sevilla, donde me inicié en la lidia...”


ARDIZZI

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.