diumenge, 19 de maig de 2013

COMPETIDORES PARA JOSELITO

Javier Vellón firma el siguiente trabajo en el que recoge una opinión sobre los novilleros que podían hacerle sombra al Coloso de Gelves:

Juan y José.
En 1912 Joselito es ya un figurón del toreo pese a su juventud. La crítica taurina se pregunta quién puede ser su competidor en los ruedos. En el siguiente artículo de la revista The kon Leche (15/9/1912, nº 24(se especula con dos nombres: Juan Belmonte y Curro Posadas. El articulista los considera novilleros mediocres que nunca podrán medirse con el gran Gallito.





HACE FALTA UN CHICO

Insistimos. 
Publicación dedicada a
Posada.
Hace falta un chico que haga digna pareja con Joselito el Gallo.
No ha faltado quien, a nuestro requerimiento, presentará fenómenos doublé que anteponer al gran torero, al menor de los Gómez Ortega. 
Y sonaron los nombres de los novilleros sevillanos que exornan estos desaliñados renglones. 
Belmonte y Posada, o Posadas y Belmonte, son los prodigios pregonados. 
Estos noveles toreros, cuya reclame al saltar a la palestra es base de clamorosos triunfos, han sido utilizados por la crítica tendenciosa como arma con que combatir sólidas reputaciones. 
El éxito de Joselito sirvió de ariete contra el chacho Rafael. La aparición de Posadas y Belmonte, de catapulta para derrumbar al Gallo pequeño. 
Y en estas andanzas, debutan en San Sebastián el nene de Tablada y el de Triana. 
José con Varelito, Posadas y Fortuna.
La afición madrileña, pues, los ha juzgado, toda vez que el concurso de la plaza donostiarra es la parroquia de la carretera de Aragón. 
El telégrafo ha adelantado lo suficiente para que acá sepamos a qué atenernos con respecto a los famosos niños. 
Posadas, el más endeble de nombradía, ingresó en la clínica a las primeras de cambio, dejando al fávorito Belmonte en disposición de demostrar sus alientos ante cinco bureles. 
El trianero lució en consecuencia todo su repertorio, demostrando que es un novillero del montón. 
El fracaso no ha podido ser más evidente. 
Posadas y Belmonte no pueden con Joselito ni mucho menos. 
Insistimos en que hace falta un chico. Y nos quedamos en todo caso 
Joselito con Curro Posada y otros en la Maestranza.
con Limeño, el cual mientras aquellos palmaban, obtenía en Utiel ovaciones y orejas por sus notables faenas.

1 comentari:

  1. Me he permitido utilizar el bello nombre de su blog para un apunte de los que realizo sobre la feria de San Isidro y espero que no le moleste. Quiero aprovechar para felicitarle por tan bello blog del que me he hecho seguidor impenitente. Un abrazo gallista. Andrés de Miguel

    ResponElimina

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.