dimecres, 20 de desembre de 2017

EL SEÑOR FERNANDO EN 'ÍNDICE TAURINO'

El señor Fernando en un cromo.
Continuando con la obra referida en una entrada anterior, recogemos en esta la biografía que aparece de Fernando Gómez García 'Gallo'.

Este colosal torero, de justificada personalidad y renombre grande, nació en Sevilla el 18 de Agosto de 1849; fueron sus padres Antonio Gómez y Francisca García, los que ganaban su vida haciendo objetos de piel.

Siendo muy niño le tuvieron en un Colegio, pero no mostró afición por los libros, manifestando, en cambio, desde muy joven decidida predilección por la fiesta taurina, no perdiendo asistir a cuantos tentaderos podía, ni a las corridas que en los pueblos inmediatos a Sevilla se celebraban, y aun cuando al principio, por sus pocos años,era mero espectador, no tardó mucho en convertirse en
actor.

Sufrió revolcones y golpes de consideración que determinaron a sus padres a tomar medidas encaminadas a evitar que siguiese toreando; pero cuanto hacían en este sentido resultaba inútil ante la gran afición y decidido entusiasmo del muchacho que no se contentaba con asistir a las capeas, sino que fue asiduo concurrente al Matadero y a la dehesa de Tablada, en donde ideó y. practicó la suerte del quiebro de rodillas que tantos triunfos había de proporcionarle andando el tiempo.

El que primero lo presentó ante el público como banderillero fue Manuel Domínguez, pasando después a la cuadrilla de "Bocanegra", y cuatro años después, en 1870, a la de "Ohicorro", con quien se presentó en la Plaza de Madrid en la corrida celebrada en la tarde del 20 de Abril de 1873.

Algunos autores sostienen que formó también parte de la cuadrilla del "Gordito" y que de éste aprendió muchas de las suertes que aquél practicaba; pero en lo que están conformes todos sus cronistas es en que difícilmente se encontrará torero que le haya superado en elegancia e inteligencia, y en que, no obstante haber actuado en la época de los mayores triunfos para "Lagartijo" y "Frascuelo", alternando con ellos en muchas temporadas, no hizo papel desairado y tuvo siempre personalidad propia.

Como matador cumplió bien en ocasiones, no excediéndose nunca, pues se tiraba muy poquísimas veces en corto y por derecho y entrando siempre de lejos y con cuarteo; pero de él aprendieron a torear muchos diestros, y no poco de lo mucho que sabía "Guerrita" lo aprendió de él, a quien dio a conocer en la Plaza de Madríd, sacándole como banderillero en su cuadrilla en la tarde del 24 de Septiembre de 1882, adquisición que le proporcionó muchas contratas para el año siguiente, por el deseo de los públicos de presenciar las faenas del afamado banderillero cordobés.

Y aun cuando después tuvo disgustos serios, hasta el punto de no hablarse, siempre reconoció "Gallito" el mérito de su discípulo y éste lo mucho que de él había aprendido.

En la Plaza de Sevilla, y no sin costarle gran trabajo el conseguirlo, le confirió la alternativa de matador "Bocanegra" el 16 de Abril de 1876, logrando muy buena acogida de sus paisanos, lidiando reses de la ganadería del Marqués del Saltillo, escuchando merecidos aplausos; pero, a pesar de todo, no pudo conseguir que le fuera confirmada en la Plaza de Madrid hasta que, al fin, lo consiguió en 4 de Abril de 1880, en que "Currito" le cedió la muerte del primer toro, llamado Coleto, de la ganadería de D. Vicente Martínez.

Su compañero Juan Ruiz, "Lagartija", que se hizo matador el año antes en Madrid, le disputaba por esta razón la preferencia para torear antes que él, y eso dio lugar a grandes discusiones entre los aficionados y a controversias apasionadas en la Prensa acerca del asunto de las alternativas, tan discutidas en aquella época, explicando que dichos diestros no toreasen juntos nada más que en dos corridas celebradas en Bilbao en los días 2 y 3 de Mayo de 1885, en las cuales, de acuerdo ambos,
actuó uno de ellos de primer espada cada día. 

"Gallito" figuró por espacio de diez temporadas seguidas en el abono de la Plaza de Madrid, bien contratado para las salidas, como era costumbre hacerlo en aquella época con ciertos espadas, o para ocupar el tercer luga ren el cartel de la corte indica que no fue, ni mucho menos, un torero vulgar.

Al terminar la temporada de 1885, en la que, por cierto, se le marchó "Guerrita" de su cuadrilla para ingresar en la de "Lagartijo", fue contratado para torear en la Plaza de Montevideo, donde fue muy celebrado su trabajo. En el año 1888 hizo otro viaje a América para torear en la Habana y luego en Méjico, originando en ambas poblaciones delirante entusiasmo.

A su regreso a España no actuó ya en muchas corridas, teniendo tardes en que estuvo bastante desgraciado, como sucedió en la corrida celebrada en la Plaza de Sevilla el 2 de Abril de 1893, en que le fue echado un toro al corral, y como no se retirara, desobedeciendo la orden del Presidente, fue detenido y conducido a la Casilla (Prevención), acto que mereció grandes censuras, por cuanto la Autoridad debió esperar a que la corrida se terminase para llevar a la práctica el acuerdo.

Durante los veinte anos que fué matador de alternativa las concedió a los siguientes diestros:

En la Plaza de Sevilla, a Antonio Ortega, "Marinero", el 14 de Mayo de 1885.

Idem de Madrid, a Manuel García, "Espartero", el 14 de Octubre de 1885.

Idem de id., a Antonio Fuentes, el 17 de Septiembre de 1893.

Idem de Valencia, a Mr. Félix Robert, el 18 de Noviembre de 1894.

Idem de Madrid, a Juan Gómez de Lesaca, el 2 de Octubre de 1895.

Idem de id., a José García, "Algabeño", él 22 de Septiembre de 1895.


Las cogidas más importantes que sufrió, y de las cuales resultó con heridas o lesiones, son las siguientes:

1. ° En Madrid, el 19 de Abril de 1874, un toro de Anastasio Martín, llamado Carabuco, al ponerle banderillas, le dio una cornada, en la parte posterior del muslo derecho, de bastante gravedad.

2. ° En Madrid, el 8 de Julio de 1883, al entrar a matar al tercer toro, llamado Comerciante, sufrió un
puntazo en la mano izquierda.

3. ° En Madrid, en la corrida de Beneficencia, el toro de Veragua Calcetero le dio un puntazo en un pie.

4. ° En Valencia, el 18 de Noviembre de 1894, fue cogido y volteado al banderillear el tercer toro, resultando con fuertes contusiones.

5. ° En la corrida celebrada en Sevilla para beneficio del "Tato", recibió un extenso puntazo en un muslo.

"Gallito" fue un superior torero, del más refinado estilo elegante y clásico, así manejando la muleta como el capote, y uno de los lidiadores que mejor conocían su arte y que más entusiasmaban a los públicos con sus adornos, gentilezas y alegrías.

Considerado como particular, fue de carácter llano, ocurrente y agradable; de gracia natural extraordinaria para contar chascarrillos y sucedidos y de un continuo buen humor que no llegó a perder ni en los días más tristes y angustiosos para él, en que sufría estrecheces económicas,
grandes y cruelísimas enfermedades.

Tomó parte en 559 corridas, y dio muerte á 1.306 toros, separándose del toreo en una corrida celebrada en Barcelona en 1.° de Noviembre de 1896, retirándose a vivir en una casa que poseía en el pueblecito de Gelves, cercano a Sevilla, donde, después de sufrir una penosa dolencia, murió rodeado de su esposa, Dª Gabriela, mujer de gran belleza, y de sus cuatro hijos, tres de los cuales son varones, Rafael, Fernando y José, y han heredado el estilo y las alegrías toreras de su padre.

El mayor, Rafael, está hoy considerado como el torero más clásico y elegante de cuantos actualmente hay en ejercicio, y el pequeño José, que sólo cuenta diez y seis años y solo torea ganado joven, entusiasma a los públicos ante los que trabaja, pronosticándosele un brillante porvenir.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.