diumenge, 7 d’octubre de 2018

¿UNA OREJA EN SEVILLA?

Joselito se adorna con Cantinero.
(Foto: Mundo Gráfico)
Así tituló el siguiente ripio la revista Palmas y Pitos a propósito del corte de la primera oreja en La Maestranza. Cabe refrescar la memoria: el acontecimiento tuvo lugar el 30 de septiembre de 1915, fecha en que Joselito se encierra con seis toros de Santa Coloma. Fue en el quinto de la tarde, de nombre Cantinero, marcado con el 131, negro, listón, lucero, al que tras una memorable faena el presidente Antonio Filpo mandó le cortaran el primer apéndice en tal escenario. La polémica estaba servida...


A mis compañeros y paisanos «A. N. Dres y Don Criterio»


Me causa indignación, y no lo creo;
se llame Terremoto o Maravilla,
no debiera la plaza de Sevilla
seguir las bufonadas del toreo.
Ya tiene esa afición igual recreo
que cualquiera lugar, suburbio o villa,
donde otorga un alcalde monterilla
orejas a medidas del deseo.
Ya la cuna del arte, de Guerrita,
en unión de Reverte y de Bombita,
tuvieron muchas tardes colosales,
se rinde ante una "clac" poco sensata;
ya puede, como el burro de reata,
seguir por do la lleven los ronzales.

                                                            PACO PICA POCO

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.