diumenge, 8 de desembre de 2019

LOS GALLO EN LA FERIA DE JULIO DE 1913: CRÓNICA Y CARTEL (I)

La presencia de los hermanos Gómez en la Feria de Julio de 1913 fue notable. En esta serie de entregas acompañamos el cartel de actos de la otrora gran cita taurina valenciana con una crónica sobre lo que sucedió en la tarde. La primera apareció el día 24 en el periódico 'La Mañana' y recoge cuanto aconteció la tarde anterior:

"Con poco más de media entrada se ha celebrado la primera corrida de feria.
Formaban el cartel seis toros de Campos Varela para Rafael y Joselito Gómez y José Gárate ‘Limeño’, que tomaba hoy la alternativa.
Al primer bicho le dio Limeño varias verónicas, navarras y gaoneras y fue muy aplaudido.
Aguantó el bicho cinco varas por tres caídas.
Tomó los palos Limeño y al intentar adornarse fue alcanzado por la res, que le volteó. El hombre salió ileso.
Dejó luego un par pasado y remataron el tercio los chicos de su cuadrilla. 
Rafael Gómez cedió los trastos al neófito y éste, después de la obligada atención con la presidencia, se fue en busca de su enemigo. Hizo una faena parada y tranquilo, aunque sin lucimientos, y previos tres pinchazos agarró una hasta la mano. Palmas.
Joselito toreó por verónicas al segundo animalito y terminó su labor con un recorte muy ceñido.
Los picadores mojaron solo dos veces, porque la fiera se declaró mansa, por lo que fue condenada a fuego.
Joselito logró apoderarse del buey en fuerza de consentirle y aguantarle con la muleta, y cuando se hizo el amo de la situación destapó la caja de los adornos y agotó el repertorio.
Entrando recto, pero con el brazo suelto, dejó una estocada delantera. Luego sujetó al toro por un cuerno, sacó el estoque y dobló el de Campos Varela.
Se le ovacionó, concediéndosele, además, la oreja de su enemigo. 
El tercer toro fue lanceado por Rafael sin grandes lucimientos.
Tomó este animalito cinco varas, derribando en todas ellas y asesinando otros tantos caballos.
Limeño devolvió a Rafael los avíos de matar, con los que hizo una faena vistosa y eficaz. Dio un pinchazo delantero al que siguió media muy atravesada, que fue bastante.
El calvo oyó de todo.
Para congraciarse con el público, al salir el cuarto toro le aplicó una revolera que le salió como dibujada.
El primer tercio se compuso de seis sangrías y tres tumbos.
Rafael muleteó desconfiado y movido, limitándose a dar pases de pitón a pitón, y aun así, con el pico de la muleta. Previo un pinchazo malo, entró a paso de carga y descordó a su enemigo.
Esta vez no se dividieron las opiniones. Todo el mundo silbaba. 
El quinto se acercó cuatro veces a los picadores y derribó en tres ocasiones.
Gallito Chico muleteó cerca y valiente, demostrando arte y elegancia, y en cuanto juntó las manos el de Campos Varela entró a matar y cobró una gran estocada que hizo innecesaria la intervención del puntillero.
El público lo ovacionó de nuevo y pidió la oreja, que le fue otorgada.
Cinco varas aguantó el que cerró plaza, a cambio de una sola costalada. Sobre la arena quedaron tres caballos.
Limeño cuarteó un par de garapullos, Gallito cambió otro y Gallo colocó el tercero. Hubo palmas para los tres.
Limeño dio de primera intención un pase cambiado y siguió su faena tratando solo de acabar pronto. En la primera arrancada dejó medio estoque bien puesto y repitió para una en todo lo alto, que le valió la oreja del difunto. Palmas.
Y esto fue todo… y bastante.
El público quedó satisfecho en conjunto."

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.